El 17 de Mayo, día en que Luca Prodan hubiese cumplido 57 años, la Legislatura de la Ciudad decidio homenajearlo de una manera muy particular: la casa donde pasó sus últimos días fue declarada de interés histórico y cultural.

Para quienes conozcan poco de él, Luca Prodan es el recordado líder de la mítica banda Sumo, siendo un ícono de la música nacional en la década del 80, a pesar de haber nacido en Italia. Su actitud rebelde y su arraigamiento con la cultura porteña, su amor por la ciudad y más precisamente por el barrio del Abasto (ya todos conocemos su inolvidable tema Mañana en el Abasto), lo llevaron a convertirse en un personaje icónico para una generación.

El hogar de Luca, que a partir de hoy llevará el nombre de "Lo de Luca" será un espacio dedicado a las expresiones artísticas, música, pintura y sobre todo, mucho rock. En la inauguración se proyectaron imagenes y videos del músico y también se expusieron fotos de él y Sumo. También se aporvechó la oportunidad para presentar la publicación propia del Centro Cultural que funcionará como homenaje a Luca.

Para musicalizar el evento no faltaron nombres de la talla de Ismael Sokol (hijo del recordado Alejandro Sokol, fallecido en 2009 y primer bajista de Sumo), la bandoneonista Carla Algeri (interpretando temas de Sumo) y como banda estrella se presentó Romapagana la agrupación del hermano de Luca, Andrea Prodan.

Parece que hoy el famoso Luca not dead! está mas vigente que nunca.

Para los curiosos y artistas, ya se puede visitar Lo de Luca en Alsina 451 en el barrio de San Telmo.

Fotografía: La Razón