Ya estamos en el último día de los festejos por el Bicentenario. Estos últimos días muchas y variadas actividades se realizaron en la ciudad de Buenos Aires: shows, muestras, desfiles y grandes reinauguraciones. Pero uno de los eventos más importantes que excede el marco del Bicentenario es la reapertura del Cabildo de Buenos Aires como museo dedicado a la Revolución de Mayo.

No se si todos lo sabían pero el edificio del Cabildo, que a lo largo de su historia sufrió un sin número de modificaciones y reconstrucciones, estuvo cerrado desde febrero de este año con la intención de llevar a cabo una modernización en el área museográfica e incluir elementos tecnológicos que contribuyeran a acercar al público a la historia de nuestro país.

También se aprovecharon los meses de clausura como oportunidad para mejorar techos y tejas, renovar los espacios y patios interiores, optimizar el sistema de seguridad y, de cara al Bicentenario a sabiendas que iba a ser uno de los protagonistas en las celebraciones, pintarlo y hacer mejoras en la fachada.

Este 22 de mayo el Cabildo volvió a abrir sus puertas al público con una muestra dedicada a la Revolución de Mayo que lleva como nombre "Huellas de la Revolución. Testimonios escritos de la Semana de Mayo de 1810". En ella se podrá ver por primera vez el acta de convocatoria al Cabildo Abierto de 1810, una pieza que consta de 9 hojas con las firmas de los integrantes que más tarde formaron el Primer Gobierno Patrio. Una verdadero documento de valor histórico que, creo, no tiene comparación.

Otras piezas que no pueden dejar de ver si visitan la muestra es la primer bandera confeccionada, conocida como bandera de Macha, que es la bandera más antigua que se conserva y que perteneció al Ejercito Auxiliar del Alto Perú. Otros elementos que pueden encontrar son, una de las 450 invitaciones que se enviaron a los vecinos para participar del Cabildo Abierto, documentos que piden por el alejamiento del Virrey Cisneros, mapas de la defensa de Buenos Aires y un decreto que declara la igualdad entre los aborígenes.

Muchas de estas piezas fueron escaneadas para alegría de los visitantes, ya que ahora también podrán consultarlos de manera digital en el museo a través de pantallas touchscreen. Se podrán ampliar partes del documento para verlo en detalle y también leer explicaciones extra hechas por los especialistas y curadores.

Para los que quieran remontarse 200 años en la historia de nuestro país y conocer la intimidad de los hechos, la muestra está de miércoles a domingo, de 11 a 18, en Defensa 1600. La entrada es libre y gratuita.

Recuerden, si van, no dejen pasar por acá y dejarnos sus impresiones.