Si estabas pensando qué hacer con ese viejo oso de peluche, las Barbies que tenés juntando polvo, o los autitos de carrera que no pisan el suelo hace años, entonces atento: el Gobierno de la Ciudad, junto con Disney-Pixar, está organizando una colecta de juguetes para donar a los chicos que más los necesitan, y todos podemos contribuir.

La campaña, bajo el lema "Un juguete = una sonrisa" se puso en marcha el fin de semana pasado, dura hasta el 21 de junio, y ya lleva recolectados alrededor de 2.400 juguetes. Todo lo recolectado será donado a la ONG Legión de la Buena Voluntad, para que ésta los reparta luego a los chicos de las familias con más necesidades.

El centro de la campaña se encuentra en el Planetario, donde se han instalado dos carpas: una de ellas alberga una juegoteca para los niños, así como netbooks con actividades escolares del programa Un alumno, una computadora. La otra, con la mano de Disney-Pixar de por medio, tiene a los personajes de la esperada por muchos (grandes y chicos) Toy Story 3, y la caja para recibir las donaciones.

Los juguetes recolectados, como les contaba, serán repartidos luego por la Legión de la Buena Voluntad a los comedores comunitarios y organizaciones sociales de la Ciudad que sean designados por el Ministerio de Desarrollo Social porteño.

Además, los chicos o las familias que donen los juguetes recibirán un diploma como reconocimiento a su gesto. A muchos puede parecerles una tontería, pero para los que tengan hijos, es una oportunidad ideal para cultivar la solidaridad y que se sientan bien por ello.

Así que ya saben: si tienen juguetes para donar, es el momento ideal para llevarlos al Planetario. Y si además tienen hijos o sobrinos chicos, pueden llevarlos a jugar allí y de paso enseñarles lo importante que es ayudarnos entre nosotros.

Foto: MetaEfficient