Aparentemente 15 escuelas están en camino. Si bien no precisaron todos los lugares en los que serán construidas, se planea hacer una en el Polo Tecnológico de Parque Patricios, una en la Villa 20 de Lugano y otra en el Distrito Escolar 19 (Villa Soldati y Pompeya) y el resto, “en la zona Sur”.

Las obras serían financiadas con los más de 300 millones de pesos que el Estado porteño aspira recaudar cuando finalice la venta de los terrenos de Catalinas, en la zona de las avenidas Leandro N. Alem y Córdoba (ya se remataron dos de los tres valiosos lotes).

La venta de esos terrenos, para destinar el dinero a infraestructura educativa, fue aprobada el año pasado por la Legislatura de la Ciudad. Ahora, los diputados podrían votar una modificación de esa ley para permitir que parte del dinero producido por la venta de los terrenos pueda ser destinado a obras de reparación de escuelas iniciadas antes de 2009.

Ese proyecto para modificar el destino del dinero ya podría ser votada la semana próxima en la Legislatura. El plan de infraestructura escolar fue presentado en conferencia de prensa por el Jefe de Gobierno Porteño Mauricio Macri y su Ministro de Educación, Esteban Bullrich donde se aseguró que las nuevas escuelas permitirán sumar 5.200 nuevos alumnos al sistema de educación pública porteña, “con lo cual se llegará a un nivel de déficit cero en materia de vacantes al final de la gestión”.

La mayor parte de la falta de vacantes se concentra en la zona sur y en jardín de infantes, donde se supone que hay unos 4.500 chicos que no tienen lugar en ninguna escuela. Cuando Macri era jefe de Gobierno electo, durante la transición que encabezaba Jorge Telerman, la Legislatura declaró la emergencia educativa, con la que se buscó agilizar los procesos de contratación de obras, para reparar los edificios en mal estado.

Mientras tanto, la falta de gas en los colegios existentes, continúan. Pero ojalá se concreten las obras y que, además, puedan ser utilizables. Sería bueno que la situación mejore, que la infraestructura existente sea sólida y, por supuesto, deseamos que las 15 escuelas sean una realidad en los lugares más necesitados de la Ciudad, lo antes posible.

Foto: La Razón