Falta poco más de un año para que el problema de la basura en la Ciudad de Buenos Aires deje de traer tantos dolores de cabeza.

Hoy en día los vecinos dejan las bolsas de basura en las veredas, es algo casi normal en todos los barrios. Muchas veces esas bolsas terminan rotas o con derrames y cuando la empresa encargada de la recolección la retira dejan más suciedad de la que se debería eliminar. Pero se está trabajando afortunadamente en una pronta solución, como les decía, para septiembre del año próximo está prevista la instalación de contenedores cada 50 metros para que la gente pueda dejar sus residuos directamente allí. Una excelente decisión si nos lo ponemos a pensar.

Habrá tres tipos de contenedores, los de tapa gris, los de tapa naranja y los blancos, veamos para que va a servir cada uno de ellos:

  • Tapa Gris: Allí se depositarán todos los desechos húmedos que son los habituales en los hogares corrientes. Restos de comidas, cáscaras, etc. Esto va a suponer, por lo tanto, una separación de residuos inevitable en las casas. Estos containers se ubicarán cada 50 metros en las veredas.
  • Tapa Naranja: En ellos se depositarían todos los desechos secos. ¿A cuales nos referimos? Son por ejemplo el papel, el plástico, el vidrio y los metales. Este tipo de desechos también podrá ser entregado a un recuperador urbano o cartonero, que como ya dijimos la semana pasada se encargarán de la recolección oficial del material reciclable en la Ciudad.
  • Tapa Blanca: Serán los contenedores más grandes y tendrán una capacidad de 3000 litros. Son para desechos secos y sólidos pero en grandes volúmenes y estarán ubicados cada 400 metros. En caso de que no se puedan acercar los desechos al contenedor los vecinos dispondrán de un 0800 en donde podrán pedir que retiren la basura a domicilio si fueran cantidades muy grandes.

Como vemos, a partir del año que viene vamos a tener que empezar a cambiar la mentalidad con respecto a nuestra basura. Habrá que separar en casa para luego colocarlo en el container correspondiente. De esta forma se evitará la contaminación y la limpieza y prolijidad mejorarán en las calles. Ojo, mucha gente tiene conciencia ecológica y he visto en algunas casas separar los desechos orgánicos de los que no lo son para luego utilizarlo como abono. No es algo tan difícil si nos lo proponemos.

Y ustedes ¿qué tratamiento le dan a la basura hoy en día en la Ciudad?

Foto: Mal Chico Nebulosa