Reciclar en Buenos Aires

Desde hace unos años, la figura del cartonero se fue multiplicando por las calles porteñas. Esta forma de reciclaje, si bien objetada por muchos, fue tomando diferentes formas, incluyendo la creación de cooperativas de trabajo. Un caso típico es el de Eloísa Cartonera, en el barrio de La Boca, en donde, con el material reciclado, editan libros para vender.

En el barrio de Palermo existe El Ceibo, quienes se dedican a circular por las calles para buscar material reciclable. Según una nota de La Nación, son varias las personas que decidieron colaborar con ellos separando la basura antes de sacarla de la casa. Así, vecinos y porteros, comprimen sus bolsas y guardan aquellos materiales que a los demás pueden interesarles.

El reciclaje de basura en Buenos Aires surgió de una necesidad económica más que ambientalista, pero es una tendencia que llegó para quedarse. Entonces es lícito preguntarnos nosotros como vecinos, ¿de qué manera colaboramos? En mi caso, desde hace algunos años, lavo todos los envases en Tetra Brik, y cuando junté un par los llevo a reciclar. Las pilas, las guardo en una botella de plástico y eventualmente las llevo a un CGP.

Foto: Muaa