Al igual que ya viene pasando desde hace unos meses, mañana habrá un nuevo paro nacional bancario. El gremio dispuso suspender la atención al público durante las cinco horas habituales, para reclamar por mejoras salariales y más medidas de seguridad.

Eduardo Berrospe, secretario de Prensa de la Asociación Bancaria, explicó que podrán hacer una excepción con los jubilados, "siempre que los gerentes no destinen a los empleados a otras tareas". De todas formas, algunas sucursales ni siquiera abrirían sus puertas.

La protesta incluye reclamos de jornadas anteriores, como el cumplimiento de los aumentos de sueldos, la eliminación del impuesto a las ganancias o el correcto encuadramiento del personal de los call centers. Pero se suma un problema que afecta también a los clientes: la inseguridad.

La semana pasada, un motochorro baleó a una embarazada durante una salidera en el Santander Río de La Plata. Desde ahí, surgieron debates sobre la prevención de estos delitos y propuestas en la Legislatura porteña, como crear boxes privados o instalar bloqueadores de celulares en todas las instituciones.

Mientras tanto, si justo mañana tenías que ir a un banco, no te queda otra que utilizar alternativas. Para pagos de impuestos o servicios, podés hacerlo a través de homebanking u otros sistemas de cobranza, mientras que las extracciones deberán ser en los cajeros automáticos. O directamente, dejar todo para el viernes.

Foto: Baradero te informa