Si todo sale bien en dos años aproximadamente el Banco Ciudad tendrá una nueva sede en el barrio de Parque Patricios y no será una sucursal común y corriente, será un enorme edificio ecológico de cuatro plantas y 20.000 metros cuadrados con una estructura novedosa y amplios jardines al frente. Un proyecto bastante ambicioso y colosal. Veamos como se gestó.

Hace un tiempo se llamó a concurso para que las empresas que lo quisieran presentaran sus propuestas. Se presentaron 15 constructoras de las cuales quedó elegida CRIBA (podemos ver el resto de las propuestas en el sitio del banco). Con una idea del arquitecto británico Norman Foster, uno de los más renombrados arquitectos de todo el mundo que tiene en su haber la creación del Puente del Milenio en Londres o el Aeropuerto Internacional de Pekín, se decidió para el diseño una construcción que aproveche el espacio horizontal. En la planta baja habrá un comedor y un bar para el personal y un estacionamiento para 400 vehículos. Las plantas de oficinas se dispondrán en forma de anfiteatro y darán todas a los parques exteriores.

El edificio será sustentable. Poseerá un mecanismo de aprovechamiento de energía y un sistema de ventilación especial que permitirá reducir la calefacción o refrigeración durante 6 o 7 meses al año. Para Mauricio Macri, quién estuvo presente en el acto donde se anunció el proyecto: "El edificio será un orgullo para Buenos Aires por sus estándares de cuidado ecológico".

La nueva sucursal estará ubicada en la manzana delimitada por las calles Uspallata, Atuel, Los Patos e Iguazú y costará alrededor de $ 162,4 millones que serán financiados de las ganancias del banco.

Sin dudas la nueva construcción le traerá una refrescada al barrio, además va a generar nuevos puestos de trabajo y quien sabe, hasta abran nuevos comercios en la zona.

Foto: Banco Ciudad