Marcos Lopez, ese niño eterno y terrible del arte argentino. Rebelde y pop. Hay quienes gustan de su obra y otros que no comulgan con su estética. Uno de los exponentes más importantes de la fotografía de hoy en la Argentina está presentando su muestra Exceso en la galería Ruth Benzacar.

Todos los que estamos un poco metidos en el ambiente fotográfico conocemos a Marcos López. Es el creador de esas imágenes que suelen rozar lo bizarro y lo surreal. Capaz recuerden su serie Pop Latino o hayan visto en alguna muestra anterior su imagen de la Última Cena (“Asado en Mendiolaza”, 2001).

Ahora bien, parece que Marcos no se cansó de fotografiar, pero si decidió explorar otros ámbitos artísticos que también le interesaban y complementó su muestra Exceso con pinturas (más allá de las que realizaba sobre sus fotos), instalaciones y proyecciones fílmicas. Su excusa fue “Lo quiero todo”.

Y eso es básicamente lo que vamos a poder ver en la galería Ruth Benzacar hasta el sábado. Entre otras cosas un gran muñeco de un Ekeko rodeado por artículos que se inspiran en otros artistas como Andy Warhol, Philippe Stark, Marilyn Monroe mezclados con libros de Richard Avedon y David LaChapelle. A modo de sátira mezcla los deseos, el dinero, el amor y las ofrendas. Una mezcla genial que solo un artista como él puede lograr.

Si querés conocer a un artista diferente o querés darte una buena dosis de Marcos López te recomiendo que la visites. La galería Ruth Benzacar queda en Florida 1000 y se puede visitar de 11.30 a 20.00. Mucho pop y del bueno.

Si ya fuiste, contanos que te pareció. Y si vas a ir, seguro, no te vas a arrepentir.

Vía: Revista Eñe | Foto: Marcos López