Si retrocediéramos en el tiempo y nos pusiéramos a pensar en nuestras infancias uno de los recuerdos más patentes que tendríamos (al menos yo) es la imagen de nuestros viejos juguetes. Sus empaques, el momento que pasábamos jugando con ellos, como los mostrábamos orgullosos. Creo que en todos los países es más o menos igual, por eso si estás de visita en nuestra Ciudad o si sos porteño y querés realizar un recorrido por la infancia de muchas generaciones te invito a que visites un museo entrañable, El Museo del Juguete en el barrio de Boedo.

La idea del museo nace en el año 1945 junto con la creación de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete pero no se llevó a cabo hasta hace pocos años cuando se establece el museo y se comienzan a hacer las primeras muestras. Los objetivos del museo, según cuenta su sitio web son los siguientes:

  • Conservar y preservar los juguetes pertenecientes a diferentes épocas.
  • Conocer las diferentes formas de juego a través de los años.
  • Aprender sobre los diferentes procesos industriales que fueron necesarios para su fabricación.

El museo guarda entre 600 y 700 piezas que van desde los años 30 hasta los ochenta. Hay juguetes de todo tipo, Topos Gigios, Cerebros Mágicos, pistas de caballos, muñecas Yoly Bell, autitos, seguro que en alguno de ellos nos reconoceremos.

Si te interesa visitarlo la dirección es Cochabamba 4067. Un dato interesante es que el museo acepta donaciones de juguetes de otras épocas o así como también material escrito. Si tenés guardados muchos de cuando eras chico y querés que pertenezcan al patrimonio de la Ciudad no dudes en contactarte al 4922-1537.

Y vos ¿a que jugabas?

Foto: Divina Fantasia