Ayer salí a buscar un museo que quería visitar desde hace unos días. Se trata del museo de esculturas Luis Perlotti, argentino de la primera mitad del siglo XX, de quien confieso que no había oído hablar hasta hace un par de semanas. Así es pues que salí del departamento rumbo a su antigua casa donde descansan inmóviles algunas de sus obras...

Luis Perlotti nació en Buenos Aires en 1890. Era visitante habitual del Café Tortoni (donde solía reunirse con otros artistas de su generación) y allí puede verse una de sus esculturas, el Busto de Juan de Dios Filiberto. Otras de sus obras se encuentran dispersas por Buenos Aires en lugares como la Estación Plaza Miserere de la línea A del Subte; Caminito, en la Boca, o la plaza Arenales.

El museo está ubicado en el barrio Caballito, en la calle Pujol al 644. Contiene una colección de obras del artista y alberga además un taller donde se ofrecen cursos de restauración. Perlotti era un escultor americanista y en sus obras se refleja ese afán por retratar la América mestiza, la América de danzas y ritos indígenas de adoración al sol y a la tierra. Sus personajes tienen los gestos marcados de la gente del campo, de los valles andinos de Bolivia y el norte argentino.

Manteniendo el interés por lo americano, la otra parte de su trabajo tiene un enfoque nacionalista. Se centra en grandes hombres argentinos; próceres, personajes que ayudaran a la construcción de esa noción de patria, tan en boga por estas tierras a principios del siglo XX. Hombres influyentes de un país en pleno crecimiento con un siglo de "libertad" a cuestas, que se preguntaba cuál era el camino a seguir hacia el futuro.

Las esculturas me sorprendieron por la fuerza de sus gestos faciales y corporales; por la tensión del rito en pleno desarrollo; por sus colores... y sobre todo porque no tenía expectativas. Fui vacía y curiosa, sin esperar a cambio más que un tranquilo paseo por el barrio de martes por la tarde. La entrada cuesta la exorbitante suma de un peso, pero los miércoles y los viernes es gratis.

Dejo una galería con el recorrido fotográfico. Quería ponerlo acá pero... se extiende.
(Si van pasando el ratón por las fotos, les contarán una historia)