Muchos espacios verdes del Centro porteño tienen una gran historia detrás o fueron testigos de momentos cruciales en la vida de nuestro país. Uno de ellos es la Plaza Lavalle, ubicada a pocos metros del Obelisco, en una zona donde hay importantes edificios para la actividad cultural y administrativa. No sólo de Buenos Aires, sino también de toda la Argentina.

En la actualidad ocupa tres manzanas entre las calles Libertad, Lavalle, Talcahuano y la avenida Córdoba, en pleno barrio de San Nicolás. A sus alrededores, podemos ver el Palacio de Justicia, los teatros Colón y Cervantes o la Sinagoga de la Congregación Israelita Argentina.

Originalmente, parte de los terrenos fueron conocidos como Hueco de Zamudio, donde hubo una laguna en el siglo XVIII. Por ese lugar, pasaba el arroyo Tercero del Medio, el cual se cruzaba a través del llamado Puente de los Suspiros. El nombre actual se debe a Juan Lavalle, que fue asignado por una ordenanza del 16 de septiembre de 1878.

Una de las particularidades es que ahí funcionó, desde 1856, la Estación del Parque, en lo que hoy es el Teatro Colón. Ahí tuvo su viaje inaugural la locomotora La Porteña del Ferrocarril Oeste, que iba desde el Centro de la ciudad hasta el actual barrio de Flores. Además, durante 1867, se instaló la primera calesita de Buenos Aires.

Tiempo después, más precisamente en el año 1890, fue el escenario principal de la Revolución del Parque, donde ocurrieron batallas que dejaron más de 300 muertos. Las mismas fueron originadas por la Unión Cívica, que se levantó contra contra el presidente Miguel Juárez Celman.

En todo el predio, hay decenas de monumentos y placas, que recuerdan a algunos hitos de la historia del país, personalidades y momentos trágicos. Por ejemplo, se conmemora a Rómulo Naón, al soldado ecuatoriano Abdón Calderón, los fallecidos en el ataque a la AMIA, los desaparecidos y víctimas del terrorismo de estado, el ballet nacional o Norma Plaa, activista por los derechos de los jubilados. Naturalmente, Juan Lavalle también tiene su propio homenaje sobre la calle Tucumán.

Al igual que ocurre en varias plazas y parques, acá también hay una feria de libros nuevos y usados. Por la gran actividad judicial y financiera que hay en la zona, la mayoría de los textos están referidos a leyes y economía. Lo mismo pasa con los vendedores ambulantes y puestos de diarios cercanos a los Tribunales.

Para llegar a la Plaza Lavalle, algunos colectivos que los acercan son el 5, 6, 7, 23, 24, 26, 39, 50, 59, 67, 99, 102, 106, 109, 146 y 180. También pueden tomar el Subte hasta las estaciones Tribunales (línea D), Uruguay (línea B) y Diagonal Norte (línea C).

Fotos: Roblespepe | La Floresta | FotoRevista