Es un lugar mítico de Buenos Aires. El Luna Park es, para los más memoriosos, el Palacio de los Deportes. Los jóvenes, por su parte, lo conocen principalmente por los shows artísticos de primer nivel. Pero sin importar lo que vayamos a presenciar, es un ícono porteño, conocido internacionalmente.

El nombre tiene poco que ver con las actividades que se organizan actualmente, porque surgió de las ferias y parques de diversiones que montó el inmigrante italiano Diego Pace. Su hijo Ismael tomó esa denominación para diseñar, junto con su amigo José Lectoure, un proyecto ambicioso: combates de boxeo en la Ciudad.

Con la autorización del Concejo Deliberante, organizaron veladas en distintos puntos porteños, hasta que en 1932 alquilaron el terreno actual, ubicado entre Corrientes, Lavalle, Bouchard y Madero. El estreno fue con los Bailes del Carnaval, que se convirtieron en todo un clásico. Por esa época, apenas tenía tres tribunas habilitadas y le faltaba el techo.

Pero la inauguración oficial fue el 5 de marzo de 1932 con la primera competencia pugilística. Durante esa noche, el público presenció las peleas entre José Suárez Franco y Juan Pathenay, Emilio De Rittis contra Eduardo Corti, y Amílcar Cafferata versus Jack Canavesi. Con el tiempo, se volvió una tradición ir los miércoles y sábados al Luna.

Tras el fallecimiento de los fundadores, Juan Carlos Tito Lectoure tomó la posta. Aparte de presentar a grandes nombres como Horacio Accavallo, Nicolino Locche (foto), Carlos Monzón o Víctor Galíndez, también empezaron a organizarse diversos espectáculos artísticos. Estos ganaron cada vez más espacio hasta que, el 17 de octubre de 1987, llegó el momento de colgar los guantes.

De las grandes peleas, los Campeonatos Mundiales de Basquet de 1950 y 1990, o el Mundial de Voley de 1982, se pasó a importantes eventos culturales, como recitales de Mercedes Sosa, Sandro, Víctor Heredia, Teresa Parodi, Charly García, Frank Sinatra, Joan Manuel Serrat, Tom Jones o B.B. King, entre muchos otros.

Así, los grupos musicales también empezaron a considerar el Luna Park como un hito para cualquier carrera. Pero igualmente, desde 2002 volvieron las noches de boxeo, ese viejo amor que le otorgó el reconocimiento mundial. Y también en nuestro país, porque en febrero de 2007 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

El Luna Park está ubicado en Corrientes y Bouchard, frente a lo que fue el Correo Central (hoy Centro Cultural del Bicentenario), y hay propuestas de lo más variadas para conocerlo. Porque no importa si son deportes, espectáculos o actos políticos, para cualquier rubro es uno de los estadios más importantes del país.

Fotos: Es bueno comunicarnos | La Nación | Ponte Nistido