Que las calles de Buenos Aires siempre nos deparan alguna sorpresa, no es ninguna novedad. Pero a partir de este año, puede hacerse realidad un proyecto tan ruidoso como atractivo: un circuito callejero para el TC 2000, en pleno Centro porteño.

La idea está en marcha desde hace unos cinco años y, finalmente, consiguió la aprobación del Gobierno de la Ciudad, con fecha tentativa y todo: el domingo 26 de junio. En principio, está planeado salir del Obelisco, siguiendo por Diagonal Norte, la Plaza de Mayo y volver a la Nueve de Julio por avenida de Mayo.

En estos momentos, sólo falta el visto bueno de los organizadores, que pidieron un análisis de riesgo para asegurarse de que no haya ningún inconveniente. Y es lógico, porque seguramente congregará a miles de fierreros y curiosos, como pasó a principios de año con el Dakar Argentina-Chile 2011.

No es la primera vez que surgen iniciativas de este tipo en nuestra Capital. En varias ocasiones, se hicieron exhibiciones de distintas categorías automovilísticas, que dejaron su marca (literalmente) en la Nueve de Julio, con la idea de promocionar los 200 km de Buenos Aires. Además, hay un plan que busca crear un circuito parecido para la Fórmula 1.

Por otra parte, la historia de la Ciudad tiene varias páginas referidas al automovilismo callejero, aunque siempre en la zona de Palermo. Entre la apertura del Autódromo y una prohibición de 1961 para desarrollar esta actividad en las calles (ahora derogada), la tradición fue perdiéndose.

Más allá de estos recuerdos, hoy en día existen experiencias positivas en otras ciudades, como Santa Fe y Punta del Este, que motivaron a darle forma a este sueño. Si se hace realidad, definitivamente no me lo voy a perder, ¿y ustedes?

Foto: Juan Manuel Pujadas