Cierren los ojos (quiero decir, imaginen que los cierran o háganlo después para poder seguir leyendo), agudicen el oído, el olfato, el tacto y el gusto; no hagan trampa. Pasen así un rato, dejen de lado el apuro y la intranquila necesidad de estar visualmente alertas; denle un descanso a la mirada que a diario se sobrecarga de información: las calles, la publicidad, la televisión, los computadores, los papeles, las personas, los gestos... todo nos llena de datos visuales continuamente y sin embargo, tenemos la maravillosa posibilidad de bloquear voluntaria y temporalmente el más desarrollado de nuestros sentidos.

En Buenos Aires hay un lugar que nos propone esto, no como lo hice yo, solitaria e imaginariamente, sino brindándonos un espacio físico y una experiencia colectiva. Es el Centro Argentino de Teatro Ciego. En el teatro y las otras actividades que se desarrollan y se presentan allí reina la oscuridad. ¿Qué vez cuando no ves?, nos pregunta este grupo, fundado en 2008 por Martín Bondone y Gerardo Bentatti. Su propuesta no consiste, dicen ellos, en un teatro sólo de o para ciegos, sino en abrir un ámbito artístico diferente para desarrollar el trabajo en la oscuridad. El teatro ciego o a ciegas nace, según cuentan, a principios de los 90 en Córdoba, Argentina, inspirado por las prácticas Zen de meditación en la oscuridad.

El Centro, ubicado en la esquina de Zelaya y Jean Jaures (barrio Abasto), presenta una programación variada que hace uso de lenguajes no visuales. Hay teatro, por supuesto, desarrollado por la compañía del Centro; hay música gourmet; hay interacción musical in-consciente para soñar; hay radioteatro. La programación actual es la siguiente:

  • Luces de Libertad: teatro .
  • A ciegas con luz: espectáculo musical gourmet. Se puede pedir menú vegetariano y celíaco con 48 horas de anticipación.
  • El Sueño de los Elefantes: una experiencia musical y narrativa atípica para cerrar los ojos y abrir los oídos que volverá a partir de marzo.
  • Stererotipos a Ciegas: segunda temporada de radioteatro de humor improvisado.
  • Ciclo de música Todosonidos: martes de música del Río de La Plata en un espacio para cien personas.

Las entradas pueden conseguirse de martes a sábado en la boletería del teatro a partir de las 19 horas, o a través de www.tuentrada.com.

Además de ofrecer espectáculos al público, este espacio es escuela, una escuela para los sentidos. Durante el año hay cursos de teatro a ciegas, creación coral a ciegas, tango a ciegas, curso olfativo para ciegos y disminuidos visuales. Las inscripciones están abiertas.

Foto: Centro Argentino de Teatro Ciego