Andar en bici por las calles de Buenos Aires es una de las actividades que tuvo más crecimiento en estos últimos años. Noticias sobre Estacionamientos para bicicletas, alquileres, bicicleteada y, por supuesto, las bicisendas (que hoy alcanzan los 50 kilómetros de extensión y unen La Boca con Retiro, Plaza Italia y el micro centro) fueron escuchándose cada vez con más frecuencia estos últimos tiempos. Las bicisendas son áreas sectorizadas para la circulación de bicis que son compartidas, por supuesto, con las de los autos. Por esto es que el Gobierno de la Ciudad determinó que los vehículos allí no podrán exceder en velocidad los 30 kilómetros por hora.

Esto sería una noticia más y una nueva norma de tránsito si no fuera porque con este, ya son ocho los diferentes límites de velocidad que están permitidos en las calles porteñas. Y eso trae polémica entre los conductores.

Veamos un poco los límites para que, quienes no sean conductores, estén al tanto. En las calles peatonales o peatonalizadas, como por ejemplo Suipacha, el máximo son 10 kilómetros por hora. Si se conduce frente a una escuela los autos deben bajar la velocidad a 30 km, el mismo límite para, ahora, las bicisendas. En calles el límite es de 40 km y en avenidas 60 km, salvo en avenidas como Figueroa Alcorta y del Libertador que, en algunos tramos, la máxima es de 70 km. Finalmente para la General Paz, entre el Riachuelo y la Panamericana la máxima es de 80 km y para la General Paz, entre Panamericana y Lugones, 100 km.

En caso de que la nueva reglamentación no se cumpla habrá sanciones. Éstas son, $240 de multa si se exceden hasta 20 km, para los que pasen esa velocidad será de $480 y para quienes lo hagan a 140 km, la multa será de hasta $7200. Además se procederá a quitarles de 5 a 10 puntos del scoring.

¿Qué opinan ustedes de la nueva reglamentación?

Foto: Vidrierda BA