La verdad es que hoy iba a escribir sobre otra cosa pero no puedo dejar pasar el día sin mencionar algo que acabo de encontrar: 10 de marzo de 1993: ¡Algo nos queda por hacer!.

Llevo algún tiempo reflexionando a cerca de los trenes en América Latina -quiero decir, a cerca de su inexistencia, de su muerte y su precariedad-. No conozco mucho la historia pero espero algún día profundizar en el tema; por ahora les presento esta iniciativa que nos invita a cambiar la historia, conmemorando 18 años del día en que una gran cantidad de trenes de larga distancia en Argentina dejó de funcionar. Es extraño para mí que hablen de "falta de trenes" porque aquí los hay (ya he dicho en alguna parte que vengo de un país sin trenes), pero es cierto que sus condiciones, comparadas con las de dos décadas atrás, son deplorables.

El grupo que convoca a la manifestación busca que el tren resurja como un medio de transporte importante en Argentina. Por supuesto no es así de fácil, hay fuertes poderes económicos y políticos involucrados y lo primero que exige la movilización 10 de Marzo es claridad, para continuar luego con otras peticiones como éstas:

    La puesta en marcha del tren de Retiro – Mendoza, tal como se prometió para octubre de 2010.
    Que se inicien a la brevedad los trabajos de reparación y/o renovación de vía en los RAMALES TRONCALES.
    La incorporación progresiva de material tractivo y rodante, ya sea reciclando el existente o comprando nuevo, para garantizar (...) más frecuencias de los servicios existentes.

El primer ferrocarril (Ferrocarril del Oeste) fue fundado en Argentina en 1857. Sobre la historia de la industria y el transporte ferroviarios nacionales hay un documental dirigido por Pino Solanas, La próxima estación, que hace parte de una serie de películas en las que reflexiona sobre el país. En él se investiga y cuenta la historia de la destrucción de esta red de transporte, de vital importancia.

Aunque se sumarán a la protesta varias ciudades, la cita en Buenos Aires es en Plaza de Mayo (o en la estación de tren que les quede más cerca) a partir de las 18:30. Tanto Solanas como el movimiento 10 de Marzo afirman que todavía es posible recuperar los ferrocarriles de larga distancia. La creación de un Plan Nacional de Transporte y la reapertura de la industria ferroviaria, entre otras medidas, llevarían a la recuperación de este fundamental medio.

Foto(CC):santiagonostalgico