El 24 de junio se cumplen 100 años del nacimiento de Juan Manuel Fangio, el gran corredor automovilístico argentino, que fue quíntuple campeón mundial de Fórmula 1. Y en Buenos Aires, testigo de muchas de sus victorias, se está preparando un homenaje especial: ponerle su nombre a una calle de Palermo.

Es un proyecto de los legisladores Karina Spalla y Oscar Moscariello, para cambiarle el nombre a la calle Andrés Bello (paralela a la avenida Figueroa Alcorta), ubicada dentro del Parque Tres de Febrero. Mirando el mapa, parece que queda algo escondido, pero tiene su justificación: ahí se disputó el Gran Premio Internacional Ciudad de Buenos Aires para Monopostos Especiales, la primera carrera de Fórmula 1 en la que participó Fangio, el 17 de abril de 1948. Desde ese momento, cosechó cinco títulos mundiales: 1951, 1954, 1955, 1956 y 1957.

Por esa época, los Bosques de Palermo eran una suerte de circuito callejero, donde se disputaban estas competencias internacionales. Recién en 1952, por iniciativa de varios corredores y debido al importante lugar que obtuvo la Argentina en la disciplina, se construyó el Autódromo Oscar Alfredo Gálvez en Villa Riachuelo.

Este no es el primer reconocimiento propuesto, sino que hace unos años quiso hacerse lo mismo con la avenida Coronel Roca. La justificación fue que sobre ella está la Dirección General de Tránsito, donde se dan los cursos y emiten los registros de conducir, además de que nos lleva al autódromo.

Lógicamente, la Ciudad cambió desde que se organizaban las carreras en las calles porteñas. Pero si se aprueban el merecido homenaje a esta gran personalidad del automovilismo y los trazados callejeros para la Fórmula 1 y el TC 2000, más de un fierrero podrá revivir los viejos tiempos de la actividad.

Foto: Mundo Veloz