Aunque el plazo previsto originalmente pasó hace rato, el Sistema Único de Boleto Electrónico (tarjeta SUBE, para los amigos) finalmente está funcionando en casi todos los colectivos que circulan por nuestra Capital, terminando con el suplicio de conseguir monedas. Desde la última vez que hablamos del tema, se sumaron nuevas líneas cada semana, llegando hasta el 66% de las unidades. Y, como en julio estaría funcionando por completo, preparamos una guía para los que todavía no saben cómo funciona el sistema.

Yo lo vengo probando desde su primera etapa, aunque con una tarjeta Monedero, que es totalmente compatible. Si dejamos de lado que los colectiveros necesitaron un tiempo para entender el funcionamiento, los problemas fueron casi nulos. Solamente una vez me tuve que bajar de un colectivo porque la validadora estaba descompuesta y no tenía monedas. Pero lo mejor es que lo prueben ustedes mismos, para lo cual deben tener en cuenta estos detalles:

  • ¿Qué es?: se trata de una tarjeta que funciona sin contacto, para pagar los viajes que hagamos dentro el área metropolitana. En colectivos, basta con acercarla a una lectora que (generalmente) está cerca del parabrisas, mientras que los trenes tienen unos tótems que debemos usar al entrar y salir de las estaciones.

  • ¿Cómo conseguirla?: hay que llenar un formulario con una serie de datos personales y acercarse a un centro de obtención con el DNI. Muchas veces, también la entregan en la vía pública, pero con los mismos requisitos.

  • ¿Dónde se usa?: hay más de 100 líneas de colectivos habilitadas, además del Subte y algunas estaciones de los trenes Urquiza y Belgrano Norte. Un dato muy importante a tener en cuenta es que, aún cuando tengan la máquina instalada y con luces titilando, no siempre quiere decir que esté conectada a la red.

  • ¿Cómo recargarla?: se pueden hacer cargas que van desde dos hasta cien pesos, en los centros de carga. Como una simple preferencia personal, suelo hacerlas en las boleterías del Subte, aunque siempre hay algún negocio habilitado en los recorridos de las líneas que ya tienen este sistema funcionando.

  • ¿Cómo consultar el saldo?: al terminar cada operación, aparece en la pantalla el crédito restante. Igualmente, si quieren averiguarlo, pueden llamar al 0800-777-7823 o verlo directamente por Internet. En caso de que utilicen tarjetas compatibles de otras marcas, tienen que recurrir a la página de esa empresa, aunque no siempre ofrecen el detalle de viajes.

  • ¿Qué pasa si la máquina me indica que no tengo saldo?: naturalmente, lo ideal es que no pase nunca. Hasta que se habiliten sistemas de recarga automática o viajes de emergencia, las únicas opciones son pagar con monedas... o no viajar.

  • ¿Y si la validadora no funciona?: exactamente lo mismo que arriba. En varios casos, ya ví carteles que indican Sólo monedas, reemplazando a los tradicionales Máquina expendedora fuera de servicio.

Cuando finalmente se habilite en todos los medios de transporte, la idea es ofrecer descuentos por bandas horarias o subsidios a jubilados y personas que cobren planes sociales. Pero, en principio, lo interesante es que vamos a poder viajar hasta unos 70 kilómetros de Buenos Aires sin necesidad de llevar dinero.

Por cualquier otra duda, hay un call center y centros de atención en el Centro y en el barrio de Belgrano. Y ustedes, ¿ya usaron la tarjeta? ¿Cómo les fue?

Foto: Clarín