El primero que entró apagó la luz y, cuando todos se encontraban inmersos en la oscuridad, comenzó el espectáculo. De eso se trata el Teatro Negro de Praga, uno de los símbolos culturales de la República Checa. En esta ocasión vuelve a desembarcar en Buenos Aires, para presentar Las Aventuras de Fausto, que promete entretener a grandes y chicos.

En la era del cine 3D, un escenario a oscuras y mudo (pero con música de fondo), con iluminaciones puestas de manera estratégica para crear un efecto de luces y sombras, invita a vivir la magia, fantasía y poesía que sus artistas despliegan en el espectáculo. El producto garantizado, es la sensación de ver a los objetos cobrar vida. Sin duda esto es lo que caracteriza tan fuertemente al Teatro Negro.

Como la magia no tiene fecha de vencimiento, este show es tanto para grandes como para chicos, apto para un amplio público, desde cinco hasta ochenta y cinco años de edad, según sus creadores. Y pretende más que nada, despertar la imaginación del público, despertar la imaginación de cada uno de nosotros.

Las Aventuras de Fausto, es narrada con un terciopelo negro como fondo y cuenta la historia de un pescador que prácticamente representa a un Fausto de la actualidad. La idea subyacente del espectáculo aborda las preguntas eternas del mundo, del valor de la juventud y de la vida.

La obra se estrena en el Teatro Coliseo ubicado en la calle Marcelo T. de Alvear 1125, el sábado 7 de mayo a las 21 y repite el domingo 8 a las 20. Para tener en cuenta, las entradas van de los 90 a los 220 pesos y se consiguen en la página web de Ticketek o llamando al 5237-7200.

Foto: Viajes.