Prietto viaja al cosmos con Mariano fue el grupo con el que descubrí el mundo paralelo de la música joven e independiente de Buenos Aires -al que algunos llaman under-.

Llevaba ya varios meses acá pasando del rock "de siempre" -quiero decir, del rock argentino que en los noventa se escuchaba más o menos popularmente en otros países de América Latina- al folclore, del cual conocía apenas un par de canciones de Atahualpa Yupanqui y de Alfredo Zitarrosa (que aunque no es argentino, permítanme la asociación); del jazz y las jams a ese otro rock que en quienes crecieron acá produce cosas impresionantes, pero que para oídos extranjeros es incomprensible (me refiero al rock ricotero). Sin embargo, seguía sintiendo que tenía que haber un gran submundo musical que no lograba descubrir y que no sabía dónde buscar.

Un amigo me regaló entonces el primer disco de Prietto viaja al cosmos con Mariano. Quedé confundida. Esa voz y esa forma de cantar a nada se parecían exactamente; no era el dejo de Spinetta ni los gritos de Fito ni el tono aterciopelado de Cerati. Más bien afirmaban su propia rareza en cada palabra pronunciada con cierta dulzura temblorosa. Esa misma dulzura es la que recorre toda la música de este grupo, creando un clima un poco doloroso y oscuro, suave.

En la bio que los presenta en su sitio web se definen de una forma que me parece difícil de superar: prieto viaja al cosmos con mariano son dos personas tocando lo que les pinta. Sí, es exactamente la sensación que me da cuando los escucho, hacen lo que quieren. Las dos personas son Mariano y Prietto, el primero en batería y voces, el segundo en guitarra y voz. Tienen ya editados varios discos de los cuales algunos se pueden descargar.

Y además estarán mañana sábado 14 de mayo tocando a las 22 hs. en Plasma, un lugar en San Telmo que es lindo. La dirección es Piedras 1856.

Foto: Prietto viaja al cosmos con Mariano