En Buenos Aires hay muchos recintos que se ocupan específicamente de darle de comer a gente como yo, es decir vegetarianos de ley. Muchos de ellos no anclan en una filosofía en particular sino que simplemente se dedican a servir platos libres de carnes.

Entre los otros, los que sí sustentan su oferta tras una línea de pensamiento, está Sattva. Bajo la idea de que el equilibrio físico se traduce a equilibrio mental, este pequeño restaurant de la calle Montenideo 446 se las trae. Pasá a conocerlo.

Los mediodías y noches en Sattva son extremadamente diferentes entre sí. Mientras de día posee un menú ejecutivo que cambia con las semanas y es dentro de todo económico y completo, las noches se trasnforman en un lugar a la carta y de precios más elevados.

El ambiente es limpio, con algunos detalles que hacen el recinto más ameno. Mesitas de madera son el principal elemento decorativo del local, que si bien tiene un pequeño lugarcito en el fondo, no es lo que diríamos espacioso.

Durante los mediodías, por $35 podés pedir platos como sándwich de falafel con tabuleh clásico, el calzone relleno de acelga, muzzarella, salsa bechamel y tiritas de morrón, los libritos de berenjena y ricota con arroz a las hierbas o la cazuela de trigo candeal con calabaza, tomates, cebollas grilladas con hebras de pategrás. Este precio incluye bebida y café o infusión.

A la noche, con una opción ya a la carta, te podés tentar con tacos y quesadillas íntegramente vegetarianos, hambuerguesas de migo y lentejas con tomate, lechuga, huevo a la plancha y un pan tostado riquísimo o las cazuelas que traen todos los vegetales, arroces y legumbres que existen.

Tienen jugos naturales que se realizan en el momento y si bien no tuve muy buena suerte con los postres, pedimos dos y ninguno era especialmente tentador, la realidad es que para ser una opción vegetariana de tipo gourmet hay bastante variedad.

La noche que fui se llenó. Cuando me fui a eso de las 23.30, todavía había gente esperando por su mesa. El precio es estándar: pagamos promedio por una cena con un plato principal, bebida y postre cerca de $85 por persona.

Como ya le dije, Sattva queda en Montevideo 446, a media cuadra de la Avenida Corrientes y es una muy buena opción si andás dando vueltas por la zona. Eso sí, andá temprano porque no querés ser de los que se apoyan en el vidrio de la entrada esperando que alguien termine su cena.

Están abiertos de los mediodías de lunes a viernes de 8 a 19.30 y las cenas de martes a domingos de 20.30 al cierre. Te cuento que al cierre quiere decir aproximadamente a la 1 am ya que a esa hora se apaga la cocina. ¿Qué me contás?

Foto: Hazte vegetariano