La semana pasada pasé una de mis tardes en el Nucha que se ubica sobre Cerviño 4417, en el porteño barrio de Palermo.

Conocía esta cadena de cafecitos que se desperdigan por allí con sus muchas sucursales pero nunca había tenido la oportunidad de probar sus productos.

Los locales son todos parecidos en su disposición y decoración por lo que si vas, elegí el que te quede más cerca.

La ambientación es tranquila, con tonos blancos y cálidos que te invitan a quedarte un rato largo ya sea charlando o trabajando. Claro que hay WI-FI como en la mayoría de los bares de este tipo.

Si bien yo tomé sólo un café cortado con un bombón hay muchas cosas para elegir, ya sean dulces o saladas.

Famosa por su pastelería, Nucha tiene cheesecakes, pasteles con maracuyás, bastantes con chocolates y mucho dulce de leche y frutillas con crema. Son de los productos más elogiados del local. Probá una porción y contame.

También hay dulces que no son tortas. Masitas, bombones, cookies, porciones de budín, tarteletas, macarons y cupcakes abundan.

Si vas a almorzar o simplemente lo dulce no es lo tuyo claro que hay una propuesta para los que son como vos. Hay sándwiches, ensaladas, wraps, paninis y sopas. Todo rico.

De lunes a domingos de 9.30 a 21 horas siempre podés pasar y comer algo de lo más delicioso. Trabajan con las principales tarjetas.

Foto: Página 12