Aunque el título pueden llevar a malentendidos, son buenas noticias para los miles de porteños que se dedican al turismo, y por supuesto, para la gran cantidad de personas que desea venir a visitar Buenos Aires. Según un ranking Buenos Aires se ubica entre las primeras en las ciudades más baratas de América Latina.

La lista se compone de 73 ciudades, y fue realizada por la Unión de Bancos Suizos, que todos los años enumera este particular pero útil listado. El estudio fue comparativo entre salarios, costo de servicios y otros gastos fundamentales.

Entre las ciudades latinas, las más caras son Lima, Ciudad de México, Santiago de Chile y Bogotá. Todas estas ciudades se encarecieron desde la publicación de la lista en 2010. Afortunadamente para Buenos Aires, la ciudad se ubicó en el puesto número 68, tres puestos más que el año pasado, lo que quiere decir que el costo de vida en Buenos Aires se abarató en el último año.

En una primera mirada, esto es interesante para los residentes de Buenos Aires, que pueden saber que vivir acá es más barato que elegir otras ciudades del mundo. ¿Cuáles pueden ser algunos de los factores incidentes en esto?

Para las personas jóvenes, la oferta laboral es amplia y además tienen la opción de elegir una educación libre y gratuita, dado que existen muchas universidades como la Universidad de Buenos Aires (UBA) que no cobra una tarifa por cursar una carrera. Lo mismo cuenta para las personas con hijos, que no tienen que gastar en su educación, algo que no pasa en todas las ciudades de Latinoamérica.

Además, los servicios en Buenos Aires cuentan con importante subsidio estatal, por lo cual no son tan caros como en otras partes del mundo. El precio del transporte también incide. Puede que nosotros, que residimos en la Ciudad, no nos demos cuenta todos los días, pero estos estudios sirven para comprobarlo.

Para las personas que desean visitar Buenos Aires, quizás los salarios y los servicios no interesen demasiado. Pero además del encanto natural de Buenos Aires, el turismo se encuentra muy patrocinado desde el Estado y, comparativamente, los precios de las actividades turísticas, la gastronomía y los espectáculos es menor que en otras ciudades.

Foto: Well BA