Es un personaje muy peculiar y sus obras mezclan lo sorprendente y lo extravagante. Pero por sobre todas las cosas, Marta Minujín es una gran artista argentina, cuyas distintas creaciones denotan mucha creatividad. Sin embargo, todos los que se acerquen mañana a la Fundación Proa, podrán verla en un rol distinto al que estamos acostumbrados: como guía de una exposición.

Resulta que en este espacio cultural del barrio de La Boca, se está llevando a cabo la muestra Sistemas, Acciones y Procesos. 1965-1975. En el marco de la misma, hay más de cien dibujos, punturas, fotografías, videos y otras creaciones artísticas, que reflejan desde el arte un momento clave en la historia: las décadas del '60 y '70. Es decir, una época donde las turbulencias políticas se mezclaron con la necesidad de encontrar espacios de expresión que trascendieran la estética, para pasar a luchar contra el sistema.

Minujín fue una de las protagonistas de este período, quien por ese entonces se desempeñaba como becaria de la Fundación Fairfield de Nueva York y la Fundación Rockefeller, desarrollando obras como Simultaneidad en Simultaneidad, con la idea de investigar el alcance de los medios de comunicación. Más adelante, creó El Obelisco Acostado, el Carlos Gardel de Fuego y el Partenón de los Libros, entre algunos de sus trabajos más destacados.

Por eso, fue invitada para participar del ciclo Artistas + críticos, donde el público recorre la exhibición junto con figuras destacadas. En esta ocasión, también participará Rodrigo Alonso, quien es el curador de la muestra. Y juntos, analizarán las obras fundamentales para entender la gran diversidad que existió durante esos años.

La cita será este sábado a partir de las 17 en la sede de avenida Pedro de Mendoza 1929. Además, pueden hacer el recorrido por su cuenta de martes a domingos de 11 a 19, mientras que los lunes está cerrado.

Foto: Biblioteca Juana Manso