Finalmente, Adolfo Bioy Casares tendrá un homenaje más que merecido en la Buenos Aires que lo vio nacer y crecer. A partir de mañana, un tramo de una calle de Recoleta, llevará el nombre del destacado escritor argentino que supo imponer novedosas tramas en sus obras, por lo cual recibió numerosos reconocimientos.

La nueva denominación será para la calle Schiaffino, entre Posadas y la avenida Alvear, cuyo cambio se hará oficialmente con un acto que empezará mañana a las 12. Justamente, Bioy Casares nació el 15 de septiembre de 1914 en la calle Quintana y luego se mudó a Posadas, muy cerca de ahí.

Esta medida, que fue impulsada por el diputado Raúl Puy, se trató y aprobó en la Legislatura porteña durante octubre de 2010. Después, hubo una audiencia pública con los vecinos en diciembre, para llegar a la aprobación definitva en abril de este año. Y ahora se hace realidad a pocos días del aniversario de su nacimiento.

Como explicó Puy, la idea es "homenajear a uno de los grandes maestros de la literatura argentina". Lo curioso es que otra gran figura del mundo de las letras, su amigo Jorge Luis Borges, también tiene su merecido homenaje, pero en la zona de Palermo que tanto lo enamoró.

En definitiva, la Capital ahora lo recordará en el mismo barrio que recorrió tantas veces, como una forma más de reconocer los importantes aportes que hizo a nuestra cultura, con libros como La invención de Morel, Historias desaforadas o Una muñeca rusa, entre otras tantas obras. Sin dudas, es un justo reconocimiento.

Foto: Samizdat Ediciones