Seguramente, para quien llega por primera vez a Buenos Aires, la gran cantidad de medios de transporte puede ser algo abrumadora. Y no es para menos, porque hay cientos de líneas de colectivos, así como trenes, subtes, premetros, metrobuses, taxis y tranvías, que nos llevan a múltiples puntos de la Capital y también al Gran Buenos Aires. Por eso, para darles una mano y que la experiencia no sea tan traumática, preparamos una guía con diversos consejos a la hora de moverse por las calles porteñas.

Empecemos por el transporte más complejo: el colectivo, también conocido popularmente como bondi. Con precios que dentro de la Ciudad van de $ 1,10 a $ 1,25, es una de las alternativas más económicas para viajar, aunque no siempre la más efectiva. La forma de pago es con monedas en todas las unidades o, en la mayoría, ya es posible utilizar un sistema de boleto electrónico (SUBE), que nos ahorra el gran problema de conseguir cambio. La excepción a la regla es la línea 194 Plus, que ofrece un servicio diferencial entre Puente Saavedra y Plaza Miserere con aire acondicionado y WiFi, por una tarifa de $ 2.

Para conocer los recorridos de las distintas líneas, es posible encontrar planos (como la Guía T) en los puestos de diarios y revistas. Además, se puede recurrir a los sitios Como Viajo u Omnilíneas, donde simplemente ingresamos las direcciones de origen y destino para conocer la forma más práctica de llegar. Algo parecido se puede hacer con aplicaciones como Bondis para Android, con la ventaja de que aprovecha el GPS para determinar nuestra ubicación actual.

Otra opción es el Subte, que consiste en seis líneas de subterráneos, cuya principal ventaja es el ahorro de tiempo por evitar el tránsito de la superficie. En este caso, el pasaje cuesta $ 1,10 y se aceptan billetes, monedas y las tarjetas SUBE o Monedero. Lo interesante es que pueden hacer combinaciones sin pagar un nuevo boleto, algo que pueden ver claramente en los mapas de la red. El horario es de lunes a viernes de 5 a 23, mientras que los fines de semana y feriados es más reducido.

En este punto, tenemos que comentar dos opciones más que están relacionadas con las anteriores: el Metrobus, un servicio de colectivos articulados que van de Liniers al Puente Pacífico por la avenida Juan B. Justo, donde gran parte de su trayecto está compuesto por carriles exclusivos y tiene el mismo costo que otras líneas. En la zona sur de Buenos Aires, más precisamente en el Bajo Flores y Lugano, funciona el Premetro, una especie de tranvía que también combina con la línea E del Subte.

Si están muy apurados, quizás el taxi les pueda ser más útil. Estos autos de alquiler, identificados por sus colores negro y amarillo, tienen una tarifa muy diferente a todo lo que mencionamos hasta ahora: se paga por el inicio del viaje (bajada de bandera), por cada kilómetro recorrido y por el tiempo de espera. Una forma simple de calcular el costo aproximado es recurrir a la web Taxista Virtual. Además, lo más recomendable es tomar nota del número de una empresa de radiotaxis y solicitar el coche telefónicamente, porque el conductor está más identificado.

Quienes piensen en salir de la Ciudad para viajar al conurbano bonaerense, tienen la opción del tren. De esta forma, se puede llegar a lugares tan lejanos como La Plata, Mercedes, Pilar o el Tigre, entre otros, pagando una tarifa bastante económica que tiene un mínimo de $ 1,10. Pueden consultar sus recorridos y horarios en las páginas de UGOFE (líneas Roca, Belgrano Sur y San Martín), Metrovías (línea Urquiza), Ferrovías (línea Belgrano Norte) y TBA (líneas Mitre y Sarmiento).

Por último, nos tomamos un respiro con un servicio diferente: el tranvía que circula por Puerto Madero. En estos momentos, el recorrido une las avenidas Córdoba e Independencia a través de Alicia Moreu de Justo, aunque la idea es extenderlo a zonas como La Boca. Los días de semana funciona de 8 a 23 con una frecuencia de 20 minutos, mientras que los findes opera de 9 a 22.

Lógicamente, acostumbrarse lleva un tiempo, pero con los detalles que les contamos ya pueden tener un panorama más claro. Igualmente, siempre hay alguien dispuesto para ayudar e, incluso, servicios web como Transportarte nos invitan a tener una experiencia más social en cada viaje. Y, en definitiva, más placentera.

Foto: Vos