Las milanesas son un clásico de la ciudad y se preparan en todos los restaurantes, salvo que se trate de alguno enfocado más a la comida étnica. Son tradicionalmente preparadas con carne de ternera aunque también son muy populares en su versión de pollo. Desde algunos años se intenta darle un cierto toque de glamour a nuestras queridas "milangas" dándoles nombres como apanados en restaurantes modernos, aunque los porteños preferimos a las milanesas de siempre. Una de las primeras cosas que ayuda a juzgar o valorizar un restaurant es según la milanesa que preparen: si tiene un tamaño generoso aprueba, si no, es dudoso. Ya sea en sandwich, a la napolitana, o a caballo son una de las comidas preferidas de los porteños y resisten cualquier moda pasajera. Los vegetarianos también pueden quedarse tranquilos que hay para todos los gustos: también existen las milanesas en su variante de soja. A continuación detallamos cuáles son los lugares donde se pueden probar las mejores milanesas de Buenos Aires.

  • La Farola: Sin duda es un clásico indiscutido dentro de la gastronomía porteña. A pesar de haberse modernizado en los últimos años, sigue manteniendo el alma de bodegón y el ambiente familiar con sus variedades de pastas y porciones generosas que tanto nos gustan.  La Farola de Cabildo y La Farola de Santa Fé son las más conocidas de las tantas que hay repartidas por la ciudad. La milanesa a la napolitana es una de las imperdibles y es enorme, ideal para compartir. Acá van a encontrar la típica milanesa, de ternera y de pollo, en un tamaño que generalmente sobresale del plato. Para los que nos visitan, tal vez sea el lugar indicado para ir a probar. Es indispensable acompañarlas con papas fritas aunque los más valientes pueden pedir milanesa a caballo, si es que lo resisten.

  • El Club de la Milanesa: Una cadena de restaurantes bastante joven que se ha popularizado en los últimos años. Tienen sucursales repartidas por toda la ciudad y como su nombre lo dice, se especializan en milanesas de todo tipo. Se jactan de tener 150  variedades diferentes y su pizza gigante mide 1/2 metro. Seguramente acá puedan encontrar algo especial para cada uno. Algunas originales de la casa son la milanesa americana, con panceta y huevo, y la de cuatro quesos. Otro toque distintivo ya que se sirven sobre una tabla de madera y se pueden acompañar co papas fritas o papas rejilla. Además de todo esto, también hacen delivery.

  • El Club del Progreso: Otro de esos lugares mágicos de Buenos Aires, el Club del Progreso fue fundado en 1852 como un lugar de reunión para políticos y pensadores que buscaban traer la innovación al país. Hoy en día funciona el restaurante en su sede del centro y es el lugar ideal para los que buscan algo distinto. Una combinación perfecta: en un salón antiguo donde se destaca la decoración se pueden probar los mejores platos de la ciudad y las milanesas no son la excepción. Para los que no tienen miedo a nada se recomiendan las ranas a la milanesa, una especialidad de la casa. Se encuentra en Sarmiento 1334.

  • Bio: Bio es el primer restaurant orgánico de Buenos Aires y desde que abrió sus puertas ha ido sumando una clientela fiel. Para los vegetarianos o para aquéllos que buscan una opción más sana se recomienda el clásico de la casa: la milanesa de soja con arroz yamaní y chop de vegetales. Dicen los expertos en el rubro que es la mejor que se puede encontrar. Bio se encuentra en Humboldt 2199.

¿Hay algún otro que quieran sumar a la lista?