Lo sorprendente de nuestra Argentina es que, con recorrer unos pocos kilómetros, cambian completamente el paisaje y las costumbres de los habitantes de cada lugar. Es así que la vida en la Capital, llena de edificios y que tiene un ritmo vertiginoso, es muy diferente a la de los pueblos rurales, algunos de los cuales hasta corren el riesgo de desaparecer.

Eso es lo que refleja la muestra fotográfica Ojos de Campo que funciona hasta fines de octubre en la Fotogalería del Teatro San Martín. Se trata de una colección de imágenes tomadas por las cámaras de chicos de 6 a 14 años, que participaron de un taller que les permitió mostrar su propia realidad a través de las fotos.

Así pueden verse paisajes imponentes, los distintos edificios de cada localidad, las personas que las habitan y algunos elementos de sus actividades habituales. El proyecto empezó en San Andrés de Giles durante 2005 y luego se extendió a lugares como Tuyutí, Cucullú, Solís, Villa Espil y Villa Ruiz, a los cuales descubrimos gracias a las fotografías.

El objetivo, aparte de mostrar la identidad de los pueblos, es fomentar esta actividad entre los chicos y darles una posible salida laboral a futuro. Y como los recursos para dictar las clases son acotados, los organizadores están pidiendo donaciones, ya sea en forma de materiales o incluso de participación como voluntarios.

Si quieren recorrer la exposición, les cuento que está abierta de lunes a viernes desde las 12 hasta el cierre del teatro y los sábados a partir de las 14. La dirección es avenida Corrientes 1530, con entrada libre y gratuita. También, a modo de anticipo, pueden echar un vistazo a los trabajos que están publicados en la galería de su sitio oficial.

Foto: Ojos de Campo