Moverse por la Ciudad no siempre es una tarea fácil: aparte de acostumbrarse a los cientos de recorridos del transporte público y sus combinaciones, el precio del boleto también es un factor importante a la hora de planificar un viaje, en especial cuando se trata de trayectos cotidianos como ir al trabajo. Así, aunque combinar entre dos medios de transporte nos ahorre tiempo, a veces conviene tomar algo que tarde más pero sea más económico.

Pero eso puede cambiar el año que viene, porque la Secretaría de Transporte está preparando el boleto combinado. De esta manera, será posible viajar en colectivos, trenes y subtes, combinándolos entre sí, pero pagando un único pasaje por día. Y eso, para quienes hacen recorridos extensos o no tienen formas directas de llegar a sus destinos, implicará un ahorro importante.

La idea es que este sistema se implemente a través de la Tarjeta SUBE, para que haya un control electrónico de los viajes que vamos haciendo y determinar cuándo es necesario volver a cobrar el viaje. Recordemos que actualmente, la tarjeta funciona en casi todas las líneas de la Capital, pero ya se están agregando las empresas del Gran Buenos Aires. O sea, que también ayudaría a los que vienen de la provincia.

Este mismo proyecto ya funciona desde hace tiempo en otras ciudades del mundo, como Santiago de Chile o Madrid, diferenciando incluso entre horas pico y no pico u ofreciendo boletos especiales para turistas. El ejemplo más cercano en nuestro país es el que funciona en La Plata desde hace casi tres años, permitiendo el transbordo entre algunas líneas.

Habrá que ver cuál es finalmente el alcance de esta medida. Si es lo suficientemente flexible como para hacer gran parte de nuestros traslados por un importe mínimo, seguramente será un beneficio para quienes viajan a diario. Y, aunque también depende de otros factores, quizás ayude a que más de uno se anime a estacionar el auto cerca de la General Paz o el Riachuelo para llegar al centro en transporte público.

Foto: Terra