A pocos días de que la línea H del Subte cumpla sus primeros cuatro años de funcionamiento, se inauguró una nueva estación en la zona sur de Buenos Aires: es Parque Patricios, que se convirtió desde ayer a las 18 en la séptima parada de este recorrido transversal que tiene su otra cabecera en el barrio de Balvanera.

A esta estación, ubicada en La Rioja y avenida Caseros, se accede desde el parque que lleva su mismo nombre. Tiene bocas de acceso amplias, similares a las de Once, las cuales llevan al vestíbulo donde están la boletería y las escaleras para llegar a los andenes laterales. Uno de ellos recibe a los pasajeros que vienen de Corrientes, mientras que en el otro ya se anuncia la próxima inauguración: Hospitales.

La estética es muy parecida a la que posee el resto de la línea, aunque hay algunas particularidades: murales en el vestíbulo que siguen el estilo tanguero, a través de un homenaje al bailarín Tito Lusiardo, y una pantalla donde se proyectan imágenes relacionadas con la historia del barrio. Esto último se debe a que, en los alrededores, funciona el Distrito Tecnológico de Buenos Aires.

Como pasó en otras líneas, aparte de ver televisión mientras esperamos la llegada de un tren, también se habilitó el acceso a Internet por medio de WiFi. Pero en este caso, fue instalado por la empresa que también está implementándolo en las plazas, con un servicio de mayor calidad al que ya estamos acostumbrados.

La inauguración, aunque tuvo varias demoras y hasta formó parte de la última campaña política, es importante por las empresas tecnológicas que se están instalando en la zona, por lo cual hace falta un medio de transporte ágil para movilizar a miles de personas. Pero además, recordemos que la idea es trasladar hacia ahí la Casa Central del Banco Ciudad.

¿Cuáles son los próximos pasos? Llegar en mayo a las cercanías de los hospitales Penna y Churruca, para después construir otras seis estaciones que completen la conexión entre Pompeya y Plaza Francia. Pero claro, esto no sólo depende del tiempo que demande la construcción, sino también de incoporar nuevos coches y personal para mantener las frecuencias. A tener paciencia...