Con un Obelisco multicolor. Así va a recibir el Centro Metropolitano de Diseño al público que asista, a partir del viernes, a uno de los encuentros más importantes para los diseñadores que se organiza en la Capital: el Festival Internacional de Diseño 2011, que tendrá como sede principal el distrito pensado especialmente para la actividad, pero también habrá propuestas en distintos puntos de la Ciudad.

Del 28 al 30 de octubre, la consigna será imaginar cómo será la Buenos Aires del futuro, por medio de exposiciones, conferencias, talleres o instalaciones. Es por eso que, justo en un espacio donde se busca fomentar la creatividad, habrá charlas (con inscripción previa), en las cuales van a participar especialistas de diversas disciplinas, como urbanistas, expertos en movilidad o referentes barriales y sociales.

Pero eso es apenas una parte de lo que hay en la agenda del evento. Por ejemplo, están programadas conferencias dirigidas a profesionales, una exposición sobre la evolución de la bicicleta, un encuentro sobre tecnología, muestras fotográficas referidas a la Ciudad y hasta un taller de diseño, pensado para chicos de 5 a 12 años, que tiene el apoyo del Centro Cultural Nómade de la Fundación Proa.

Como les conté al principio, aunque gran parte de la programación será en el edificio de Barracas, también habrá una invitación a recorrer los barrios porteños. Se trata de tres bicicleteadas, que tienen como objetivo redescubrir la arquitectura de los lugares emblemáticos de Palermo Viejo, Colegiales, Villa Ortúzar, Chacarita, La Boca y, como no puede ser de otra manera, todo el entorno de Barracas.

La dirección es Algarrobo 1041, con entrada libre y gratuita. Pueden llegar con los transportes gratuitos que habrá el sábado y domingo de 12 a 20 desde el Teatro Colón (cada hora y media), en bicicleta propia o del sistema público de alquiler y a través de distintos colectivos como el 12, que estrenará unos carteles informativos que buscan ser más útiles para los pasajeros. Como para mostrar que el diseño nos puede simplificar la vida, ¿no?

Foto: Centro Metropolitano de Diseño