En el marco del ciclo de visitas guiadas del gobierno porteño, en esta oportunidad el barrio de Boedo se verá inundado de la filosa pluma de uno de los autores argentinos más importante de todos los tiempos: Jorge Luis Borges. A partir de mañana, un recorrido titulado "Cuando Borges Habitó en Boedo" nos mostrará los rincones favoritos del escritor en el barrio.

El recorrido arranca en la esquina de la avenida Boedo y San Ignacio, a las 15 horas, y es un evento totalmente gratuito. Será una visita guiada concentrada en los lugares que solía frecuentar Borges en el barrio, sobre todo la biblioteca Miguel Cané, ubicada en Carlos Calvo 4319.

Además de vivir en Boedo, Borges también escribió varias veces sobre el barrio. En la Antología Fantástica que publicó con Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares, la estación de subte de Boedo es mencionada en una oportunidad. Lástima que es mencionado como el hogar de los "donguis", lechones transparentes destinados a reemplazar al hombre en la Tierra.

También vale la pena mencionar la rivalidad entre los grupos literarios de Boedo y Florida. Aunque Borges se identificaba con el grupo Florida, en una oportunidad afirmó que se trataba de un feudo inútil dado que apenas se podían apreciar las diferencias entre ambos. Para los que no son duchos en literatura argentina, los límites entre ambos nunca estuvieron definidos, pero sin embargo, se decía que los del grupo Florida eran pertenecientes a una élite económica, mientras que los de Boedo eran más cercanos a los sectores populares.

Finalmente, no podemos no tocar el tema de la biblioteca Miguel Cané. Borges se desempeñó como empleado en la misma a partir de 1937. Gracias a una recomendación de su amigo Francisco Luis Bernárdez, el autor consiguió el trabajo, en el cual tenía que catalogar libros. Para fortuna de Borges, el empleo le permitía una buena cantidad de ratos libres durante los cuales aprovechaba para leer. Fue allí, además, donde escribió sus primeros cuentos.

Fue en 1946 cuando Borges renunció a su cargo, por diferencias políticas con el gobierno de Juan Perón, y desde ese entonces su carrera literaria siguió en ascenso, marcando un hito tres años más tarde con la publicación de El Aleph.

Por supuesto, y a pesar de las diferencias con el grupo Boedo, el barrio significó algo importante para el autor, sobre todo para sus primeras expresiones escritas. Para poder revelar los secretos de la vida de Borges en Boedo, este recorrido es ideal para los literatos amantes del autor que quieren desentrañar todos los misterios de su historia.