Las empanadas son un tipo de comida presente en la mayoría de las culturas hispánicas, si bien pueden variar en el estilo de preparación, el tipo de masa y los rellenos según cada región. En Argentina son muy populares, sobre todo en el norte del país, donde aún se conserva el ritual de la preparación y se pueden distinguir la variedad de ingredientes que ofrecen distintos sabores.

Se puede decir que los porteños somos grandes consumidores de empanadas. Junto con la pizza y el asado, es una comida que se asocia a las reuniones familiares o entre amigos o a los días en que nadie tiene ganas de cocinas y se recurre al bendito delivery. Hoy les contamos cuales son las mejores empanadas de Buenos Aires y como siempre, los invitamos a dejarnos sus sugerencias.

  • La Zoila: La Zoila es una casa de comidas argentinas, por lo que las empanadas no pueden faltar. Su especialidad son las empanadas salteñas, que se caracterizan por llevar papa en su relleno. Ofrecen cuatro variedades en empanadas de carne: suave, picante, muy picante y carne dulce, así que hay opciones para todos los gustos. Un imperdible de la casa es la variedad de roquefort con huevo rallado.  Hay sucursales en Belgrano, Villa Urquiza y Recoleta.

  • Foggia: Las clásicas empanadas al horno y del tamaño de una nave espacial. Este delivery clásico del barrio de Belgrano lleva años de tradición en pizzas y empanadas. Las obligatorias de carne están presentes pero la de pollo se roba el protagonismo. Otra que hay que probar es la de roquefort con jamón. La Pampa 3048

  • Ña Serapia: Uno de los secretos no taaan secretos mejor guardados del barrio de Palermo. Un pequeñísimo local que suele pasar desapercibido donde aún se preparan de forma casera los clásicos de la cocina argentina: locros, tamales y obviamente, empanadas. Tal vez no sean de las que estamos acostumbrados a comer o no tengan variedades modernas pero es un infaltable en la lista. Av. Las Heras 3357

  • La Muzza Inspiradora: Una casa de comidas bastante joven que se dedica exclusivamente a las pizzas y empanadas. Ofrecen variedades según los estilos de cada región: porteña, santiagueña y mendocina. Para los más aventureros se recomienda probar las canastitas, similares a las empanadas pero con la masa formando una canastita que deja ver el relleno. Hay para todos los gustos, desde jamón y queso hasta apio, crema y nuez. También tienen una línea light.

  • Gourmet: Una de las grandes cadenas que se dedica exclusivamente a las empanadas. Seguramente haya algo para complacer a todos. Lo más interesante es que cuentan con una selección de empanadas de la casa, como la mediterránea, del campo, con pollo, verdura, choclo y panceta y hasta una variedad de frutos de mar. Para una opción dulce se pueden probar los tradicionales pastelitos de dulce de leche, batata o membrillo.

  • Tatú: Un clásico indiscutido que se dedica a las empanadas salteñas. Es casi obligatorio probar alguna de las variedades de carne y hasta experimentos como calabaza y puerro. También preparan platos tradicionales como locros y humitas y de los postres regionales se destaca el quesillo de cabra con miel de caña. Un infaltable si se quiere probar la auténtica cocina argentina.

  • La Americana: Autodenominada La reina de las empanadas, muchos estarán de acuerdo con este título. Una de esas clásicas pizzerías porteñas donde parece que el tiempo se detuvo y aún se pueden disfrutar comidas abundantes a precios razonables, aunque sin tanto glamour o variedad new age. Las de carne tienen una gran reputación y seguidores, pero la verdad es que ninguna decepciona.

  • La Tucumanita: Otra de las casas de comidas regionales de elaboración casera. Además de las tradicionales de carne, ofrecen dos variedades de pollo: suave y picante. Una de las más recomendables es la de queso, tomate y albahaca. No está mal tener en cuenta las opciones de postres tradicionales que incluyen alfajores, colaciones y nueces confitadas de lo mejor del mundo.

  • La Querencia: Un pequeño restaurant tradicional que convierte a la esquina donde está ubicado en una de las más concurridas de Recoleta. Tal vez no sean aptas para todo público, pero lo más recomendable -y la especialidad del lugar- son las empanadas de cordero y las del tambo, que están hechas a base de siete quesos combinados. Para los que no busquen emociones tan extremas, las de carne son una buena opción. Junín 1314

  • El Sanjuanino: Sí, cerramos con este clasicazo de las empanadas de Buenos Aires, que sigue fiel a su trayectoria. Se especializan en empanadas al horno y no hay ninguna que se pueda recomendar porque todas son buenas, sólo depende del gusto personal. Lo que sí podemos destacar dentro de los platos argentinos son los matambres en sus diversas preparaciones y el pollo a la piedra.