Hace algunos meses, les contamos por qué las palomas eligen la Plaza de Mayo todos los días para, bueno, estar. La historia involucra a un curioso cuidador de palomas que las adiestró para que volaran a su comando, y en el post en el que les contábamos esto un lector comentó dejándonos el enlace para ver un extraño documental sobre Argentina. O, como se la define en este breve documental de los Estados Unidos que data de 1932, "romántica Argentina".

El documental no nos dice nada nuevo, que no sepamos, al describir a Buenos Aires como una ciudad maravillosa. Pero sí aporta dos cosas fundamentales: la visión que tenían los estadounidenses de la ciudad allá por los años '30, y la misma visión en material filmográfico de paisajes como el Tigre, la Plaza de Mayo, la Costanera, la Casa Rosada, y más.

Romantic Argentina se detiene en el paisaje de la estatua de las Nereidas, de Lola Mora, mientras describe las maravillas arquitectónicas de la ciudad. Es ciertamente sorprendente ver todo tan nuevo, y no golpeado por los años como lo podemos ver ahora. Después de una descripción de la Plaza de Mayo, el documental se detiene también en la calle Florida, haciendo una comparación con París y sus tiendas "de última tecnología", y que curiosamente describe como la calle para hacer "compras baratas". Los tiempos han cambiado.

Otra curiosidad interesante: los lecheros que venden la leche directamente de la vaca a los transeúntes, quizás un método poco higiénico que hoy cuestionaríamos, pero que el documentalista elogia. Y finalmente, el propio Benito, el cuidador de palomas que habitó Plaza de Mayo con sus curiosas amigas. "En todo Buenos Aires, no hay niño que no conozca a Benito y sus palomas", dice el documental, y nos muestra cómo Benito las tiene tan amaestradas que puede tomarlas y pintarlas de todos los colores.

Los invitamos a ver este curioso documental, pero también a leer la historia de Benito, a quien podemos agradecer (o culpar) por la presencia de las palomas en Plaza de Mayo.

Muchísimas gracias a Alex por el dato.

Foto: Leonardo Quiroga