Nuestra Ciudad cambió muchísimo a lo largo de su historia. No sólo si la comparamos con su aspecto en la época fundacional del siglo XVI, sino también cuando miramos las transformaciones que ocurrieron desde el 1800 hasta nuestros días. Es por eso que, este viernes 11, se inaugurará una muestra para descubrir cómo era la Buenos Aires antigua, a través de una serie de fotos.

Buenos Aires, memoria antigua es una exposición que nos propone observar una cronología fotográfica de la vida en la Capital. A través de una selección de imágenes tomadas entre 1850 y 1880, podremos conocer el pasado de los lugares porteños emblemáticos y ver las costumbres que existían esa época, testigo del paso de una aldea colonial a una gran ciudad.

Esta colección, curada por el fotógrafo y editor Luis Priamo, llamará especialmente la atención de los apasionados por la fotografía. ¿Por qué? El período está dividido en décadas, viendo primero la etapa del daguerrotipo, siguiendo por las escenas que quedaron impresas sobre papeles fotográficos y pegadas sobre cartones, para terminar con los aportes que hicieron organismos estatales y empesas privadas.

Obviamente, no faltan puntos de la Ciudad como la Plaza de Mayo, la primitiva Estación Once de Septiembre o los mercados que empezaron a surgir durante esos años para organizar mejor la actividad comercial. Todo, según lo que supieron captar autores como Charles DeForest Fredricks, Esteban Gonnet, Benito Panunzi, Christiano Junior, Carlos Feltscher o Antonio Pozzo.

La inaugiración será el viernes a las 19 en el Espacio Virrey Liniers, Venezuela 469. Después, se podrá recorrer de martes a domingos de 14 a 19, con entrada libre y gratuita.

Foto: BA Inspiration