Hace algunas semanas hablamos de los lugares más fotogénicos de la ciudad y hoy volvemos con más. Llega el verano y con el buen clima vienen las ganas de salir a dar vueltas y aprovechar alguno de los eventos que hay en Buenos Aires o salir a dar vueltas y ver qué se puede encontrar cuando uno mira con más detenimiento.

 

Planetario: El planetario es una de esas locuras que se pueden encontrar en Buenos Aires. Una construcción espacial en medio del verde que hace que el que lo ve por primera vez quede un poco desencajado ante la combinación de arquitectura futurista y naturaleza. Lo bueno es que está un poco alejado del centro y del caos de la ciudad y se puede aprovechar la tranquilidad. Ya sea de día o de noche, por el juego de luces, se puede hacer algún proyecto fotográfico sobre este lugar atípico o, para los más audaces, hasta un corto sobre invasión extraterrestre. Dato Curioso: El video de Zoom de Soda Stereo, donde se ve una especie de picnic hippie-psicodélico mientras la banda toca, se filmó en el parque frente al Planetario.

 

Casco Histórico: En pleno centro porteño a pesar del caos diario se puede aprovechar para obtener imágenes de la vida en la ciudad. El acelere de los que van y vienen, los colectivos, manifestaciones y la arquitectura antigua de edificios tradicionales como el Cabildo, la Catedral, la Casa Rosada, el Banco Nación y la Legislatura Porteña. Es una zona que late a su propio ritmo, y lugar principal de la mayoría de los sucesos históricos del país. La Plaza de Mayo es uno de los símbolos principales donde se concentran la mayoría de las marchas y protestas por reclamos populares, por lo que es un lugar donde suceden miles de escenas a la vez, un gran atractivo para los amantes de la fotografía callejera.

Manzana de las Luces: La Manzana de las Luces queda a pocas cuadras de la Plaza de Mayo entre las calles Bolívar, Moreno, Alsina, Diagonal Sur y Perú. Cuenta la historia que ese nombre se le dio por la cantidad de instituciones intelectuales que se ubicaban en la zona. Allí se encuentran la Iglesia de San Ignacio, construida por los jesuitas en 1722 y es la más antigua de la ciudad, el Colegio Nacional de Buenos Aires y la antigua sede de la Universidad de Buenos Aires. En ésta zona se puede ver algo de la Buenos Aires más clásica, con esas callecitas angostas y con más tranquilidad, ya que a pesar de su cercanía con el centro, pareciera que la velocidad desciende en la Manzana de las Luces. Un lugar que encierra muchas historias y donde se puede aprender sobre la fundación de la ciudad y de paso, llevarse algunas imágenes del pasado, jugar con el contraste de lo que era y lo que es. Dato Curioso: La Manzana antiguamente se comunicaba con el Fuerte, que se ubicaba donde hoy se encuentra la Casa Rosada, mediante túneles a unos seis metros de profundidad. Se puede recorrer parte de ese tramo subterráneo y dejarse sorprender.

 

Plaza Serrano: Ahora nos movemos al barrio de Palermo. Plaza Serrano es el corazón del nuevo Palermo que fue surgiendo con los bares y restaurantes que se fueron instalando alrededor de la plaza y que le dieron una nueva vida al barrio. Admito que puede no ser para todos los gustos y como toda tendencia a veces se puede caer en la exageración, como en la denominación de Palermo Hollywood o Palermo Soho. Pero más allá de esos detalles, es un lindo lugar -cuando no está lleno de gente- donde se combina un barrio tradicional con agregados más modernos. Lo más interesante sucede durante el día, alrededor de la plaza se organiza una feria de ropa en la que generalmente ofrecen sus trabajos estudiantes de diseño y diseñadores independientes y a precios muy amigables. Todo esto hace que sea un lugar lleno de color, mezcla, luces y porteños y turistas en un solo lugar. Para los tímidos es muy bueno ya que al ser un centro turístico, todos sacan fotos, por lo que alguien con cámara pasa desapercibido.

 

¿Cuáles son los suyos? Recuerden que pueden subir sus fotos de Buenos Aires a nuestro pool de Flickr y así participar de la sección Postales Porteñas.