avenida corrientes

El 19 y 20 de diciembre son fechas que en Argentina generan alta sensibilidad en la sociedad. Este año se cumple una década desde el cenit de la crisis social y económica, situación que llevó a la renuncia del presidente Fernando de la Rúa. Aquí veremos cuáles fueron los puntos en la ciudad donde se vivieron los sucesos más importantes del cacerolazo.

El dolor fue nacional. La crisis que se vivió en Argentina fue realmente una crisis federal, se vivieron intensos disturbios en Córdoba, Corrientes, Mendoza, Neuquén y sobretodo en el Gran Buenos Aires. El saldo total de fallecidos por los enfrentamientos fue de 39 personas, siendo 34 de ellas en el interior del país. Buenos Aires como sede del gobierno nacional fue donde se tomaron las decisiones determinantes para los sucesos de esas jornadas trágicas. La ciudad fué donde más fuerte se pudo escuchar el tristemente famoso ¡Que se vayan todos!.

  • Congreso: El Congreso de la Nación, a través de la Cámara de Diputados venía con varios intentos por derogar los superpoderes que se habían adjudicado a algunos de los ministros. Luego de que en diciembre lo consiguieran, Cavallo pediría a los bancos que no hicieran caso a la decisión tomada por el Poder Legislativo. Las manifestaciones se mantuvieron en el Congreso y alrededores durante las dos jornadas.

  • Casa de Gobierno: La Casa Rosada, sede del Poder Ejecutivo Nacional, fue otro de los principales focos de protesta. La gente nunca abandonó este lugar, ni siquiera después del anuncio del presidente que declaraba el estado de sitio en la ciudad. La casa Rosada fue testigo de imágenes históricas: Fernando de la Rúa después de la renuncia y su posterior traslado en helicóptero.

  • Plaza de Mayo: Históricamente la Plaza de Mayo es el centro de las protestas y los festejos del país, su ubicación frente a la Casa Rosada hace que sea uno de los principales lugares de aglutinamiento de gente. En sus alrededores, durante las protestas del 2001 fallecieron 5 personas.

  • Av. 9 de Julio: La Plaza de la República, base del emblemático Obelisco, fue otro lugar donde transcurrieron las manifestaciones. Lejos de los constantes festejos que ve la plaza esta vez fue testigo de enfrentamientos entre manifestantes, que marchaban por la Av. Corrientes rumbo al Microcentro, y la Policía Federal.

  • Estación Constitución: En las cercanías de una de las estaciones de tren más importantes de Buenos Aires se produjeron diversos disturbios y principios de saqueos a comercios medianos y pequeños. Ante esa situación, la Policía Federal Argentina reprimió a los manifestantes.

  • Banco Central de la República Argentina: El organismo nacional tuvo una fuerte presencia mediatica durante los días de la crisis, la incertidumbre respecto al valor del dolar hizo que cientos de manifestantes protestaran en el microcentro porteño frente al organismo.

  • Residencia del ministro de economía: Al igual que en la Quinta de Olivos (residencia presidencial), el domicilio de Domingo Felipe Cavallo recibió a cientos de manifestantes. Allí se expresaron los vecinos de Barrio Norte y Palermo, sirviéndoles como referencia para manifestar el dolor generado por la crisis económica.

Sin duda la crisis del 2001 tiene su propio capítulo en la historia Argentina y la ciudad lleva sus cicatrices. La geografía de la ciudad amaneció vallada, edificios históricos dañados, bancos destruidos y comercios cerrados presas del miedo. Un día como hoy, los que vivimos en Buenos Aires revivimos estas heridas en cada esquina, los recuerdos de la ciudad sitiada.

La ciudad recuerda la fecha con una serie de eventos conmemorativos, además, se espera una marcha a las 17.30 hs que irá desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo.

Foto (CC): Planeta_roig