Imagino que a muchos de ustedes no les gustará hacer trámites, en especial cuando hay largas filas o el clima no acompaña. Lo bueno es que, si se cumplen las promesas para este nuevo mandato que empezó Mauricio Macri, muchas de las cuestiones engorrosas pueden ser cosa del pasado. ¿Cómo? A través del flamante plan Ciudad Inteligente, en el que trabaja el Ministerio de Modernización del Estado.

Uno de los objetivos principales es simplificar la comunicación con el Gobierno porteño. Hoy en día, existe un servicio web que funciona muy bien, donde podemos hacer reclamos, denuncias o tramitar turnos, algo que también adoptó la página de Rentas. Pero ahora, la idea es dar un paso más, haciendo más ágiles las solicitudes de libre deuda o enviando las infracciones de tránsito por mail.

Pero lo más visible estará en las calles, porque las estaciones de Metrobus y el Subte tendrán carteles que nos avisarán cuánto falta para que llegue el siguiente coche. Esto ya estaba pendiente para los colectivos que circulan por Juan B. Justo, mientras que las pantallas del subterráneo suelen dar información errónea. Además, habrá mecanismos de autoconsulta con mapas y recorridos de transporte público, muy útil para los turistas que muchas veces dependen de la buena voluntad porteña.

Varias de estas ideas ya están probadas en otras partes, como la Ciudad de La Plata, que permite consultar desde celulares cuándo llega el próximo colectivo, algo que también se implementará en nuestra Capital. Y si hablamos de trámites a través de Internet, en Uruguay implementaron una ventanilla única, similar a la que ya podemos utilizar los porteños.

Otros planes son instalar GPS en los taxis para monitorear el tránsito en tiempo real o crear una web con datos estadísticos, muy importante en una época donde muchos aspectos de la vida cotidiana se van a resolver en las comunas. Algunos de los proyectos ya se harán realidad en marzo, mientras que los verdaderos avances se verán a mediados de 2013, porque hace falta una gran inversión y reestructurar el Estado. Yo creo que es una iniciativa imporante, que busca adaptar Buenos Aires a los tiempos que corren, ¿y ustedes?