Desde hace algunas semanas, Buenos Aires empezó a levantar temperatura y como siempre pasa con la llegada del verano, la ciudad puede convertirse en una versión del infierno de tanto calor. Ya les contamos de las posibilidades infinitas a la hora de realizar actividades recreativas, pero hoy les contamos qué hacer cuando el calor nos saca las ganas de hacer cosas y sólo queremos meternos en un freezer.  Siempre pensé que Buenos Aires sería perfecta si tuviéramos playa, pero no la tenemos así que encontramos otras maneras de disfrutar al aire libre sin sofocarnos. Les dejamos algunas opciones como parques y centros recreativos donde relajarnos un poco y olvidarnos del horno en que se convierte la ciudad en verano.

  • Buenos Aires Playa: Esta iniciativa del gobierno porteño viene creciendo y sumando adeptos. Básicamente se arman "playas" en dos puntos de la ciudad: norte y sur. En el Parque de los Niños y en el Parque Roca hay arena, reposeras y sombrillas para sentirse como en la playa pero sin el mar. También hay bebederos y duchas disponibles para refrescarse y pasar un buen rato al sol. Hay baños químicos para uso público y una red de emergencia en comunicación con los hospitales de la zona ante cualquier eventualidad. En otras plazas y parques también se instalan sombrillas y reposeras, entre ellas el Parque Las Heras, Parque Rivadavia y la Plaza de las Naciones Unidas.

  • Parque Norte: Parque Norte es un clásico de la ciudad y famoso por sus piletas -piscinas, albercas- que son como un oasis en Buenos Aires. Este complejo recreativo tiene canchas de fútbol, tennis, hockey y otros deportes además de un gimnasio pero durante el verano se llena de gente que busca agua desesperadamente. El parque abre de 8 a 24 y la pileta funciona en el horario de 9 a 20hs . Se puede pagar por día o sacar abonos quincenales y mensuales, consultar por grupos y familias. Es un lugar donde todo está organizado, hay una pileta para niños, otra exclusiva para mayores de 18 años, toboganes de agua y el predio cuenta con seguridad y servicio médico. Además hay bar y restaurant y estacionamiento propio.

  • Magic Center Club: El Magic Center es una buena opción escondida en el límite entre los barrios de Palermo y Belgrano. Es un club donde hay clases de tennis, pilates y natación pero en verano lo principal pasa a ser la pileta. Se ofrecen pases mensuales o se puede pagar por día, una buena opción en una zona bastante tranquila.

  • Club Comunicaciones: Uno de los clubes de barrio tradicionales que supo sobrevivir diversificando sus actividades. Los socios pueden hacer deportes y actividades además de tener acceso a la pileta por una suma mensual muy razonable. El club también ofrece el clásico servicio de "colonia de vacaciones" para que los más chicos se entretengan al aire libre cuando papás y mamás trabajan.

¿Qué hacen en Buenos Aires para sobrevivir al calor?