Aunque las organizaciones que defienden el patrimonio arquitectónico lograron un recurso de amparo en la Justicia, el cual busca proteger los edificios antiguos, de todas formas deben estar alerta todos los días por cada novedad que los pueda amenazar. Y ni siquiera en las vacaciones tienen descanso, porque hay un edificio más que corre riesgo de demolición: la Casa Suiza de Rodríguez Peña 254.

Fundada en 1861, es propiedad de la Sociedad Filantrópica Suiza y, aparte de su aspecto edilicio, también tiene otras particularidades: durante casi 60 años, por ejemplo, se hicieron en su teatro los bailes de carnaval del Shimmy Club, una asociación de afroargentinos que era una institución emblemática de la colectividad. Para colmo, ahí pueden encontrarse prácticamente sus últimos rastros.

Por otra parte, en el escenario de esa misma sala se presentaron artistas como Carlos Gardel, Hermética, Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota o Sandro. Incluso, fue un importante espacio de difusión para la cultura under, porque innumerables bandas y solistas dieron allí esos difíciles primeros pasos antes de ser reconocidos por el público masivo.

Esta sede fue cerrada en 2009 y, según los vecinos, la Sociedad Filantrópica habría aceptado vender los terrenos, cuyo destino sería un edificio de oficinas y cocheras, recibiendo a cambio algunos pisos de la nueva torre. El tema es que la Legislatura reconoció la construcción como Patrimonio Cultural de la Ciudad, protegiendo el pórtico de ingreso, las arañas de cristal y el archivo histórico.

Por estos motivos, desde la Comunidad Afroargentina de Buenos Aires, la asociación Basta de Demoler y otros vecinos porteños, llamaron a manifestarse mañana a las 17 frente al edificio, para evitar su demolición. Si bien esto también fue objeto de un recurso de amparo, es importante estar pendientes de cada detalle, para no encontrarse con sorpresas de la noche a la mañana.

Foto: Arquitectos Italianos en Buenos Aires