El subte sigue siendo noticia. Aparte del aumento de la tarifa, que todavía genera críticas en varios sectores, el Gobierno de la Ciudad anunció una medida importante para los próximos años: la prolongación de la línea H hasta Nueva Pompeya y Recoleta, por medio de unos trabajos que se terminarían en septiembre de 2015, con la inauguración simultánea de seis nuevas estaciones.

Al día de hoy, ya se instaló el primer obrador en la Plaza Francia, que será la futura cabecera, lo cual obligó a mover la feria artesanal de esa zona. En lo que resta del año, se van a interrumpir varios tramos de la avenida Pueyrredón entre Libertador y Córdoba, para instalar las rampas que permitan la entrada y salida de camiones al túnel, así como mantener la ventilación.

Cuando se terminen los trabajos, que cuestan más de 2000 millones de dólares, la idea es que la extensión sume 100 mil pasajeros que podrán recorrer catorce estaciones y hacer la combinación con las otras cinco líneas y el Premetro. Por ejemplo, se podrá ir desde Pompeya hasta Núñez, combinando una sola vez. Algo que, sin dudas, ayudará a los que entran a la Capital desde la zona sur.

Si bien para esto falta mucho tiempo, durante 2012 habrá varias inauguraciones: San José de Flores y San Pedrito de la línea A, Echeverría y Juan Manuel de Rosas de la B, y Hospitales de la H. Para habilitar algunas de ellas, sólo falta comprar o poner en funcionamiento nuevos coches, algo que se hará realidad en breve para evitar que el servicio siga saturándose, especialmente en hora pico.

Mientras tanto, hay otras novedades: se está evaluando el reemplazo de la Policía Federal por la Metropolitana para mejorar la seguridad y también está en análisis la implementación del boleto social que ya debía estar en marcha antes del aumento del boleto. Esperemos que, dentro de tres años, podamos decir que estas cuestiones quedaron resueltas hace rato, en lugar de quedarse sólo en promesas.

Foto: Galio