Hoy en día, estamos acostumbrados a la modernidad y la tecnología. De hecho, diariamente les mostramos cómo la Ciudad de Buenos Aires es un símbolo de modernización toda la región. Por eso, cuando vemos imágenes y videos de lo que era la Ciudad en otros tiempos, estamos impactados. Y una buena forma de hacerlo es a través de la nueva muestra del Museo Mitre, titulada "La publicidad de nuestros bisabuelos".

En esta muestra vamos a poder apreciar los orígenes de la publicidad argentina, con anuncios publicitarios publicados en la época de los siglos XIX y XX. Los avisos fueron tomados de revistas ya clásicas y populares de esa época, como Atlántida, El Hogar, Pulgarcito, y el primer Suplemento Ilustrado que salió como semanario en el diario La Nación.

Los primeros anuncios en Argentina comienzan a surgir en el año 1801, con la publicación del "Telégrafo Mercantil" donde se incluyen un par de anuncios. Sucedió apenas un siglo después de la introducción de la imprenta en las colonias españolas del sur. Hubo que esperar 100 años más para que se creara la primera agencia de publicidad del país, llamada "Saporiti". Un año después, el dibujante francés Lucien Achilles Mauzán es traído a la Argentina para trabajar en las florencientes agencias como ilustrador de anuncios: de su puño, podemos apreciar la famosa cabeza de Geniol.

La muestra, que se puede visitar desde este pasado 11 de enero, nos permitirá ahondar un poco más en esta rica historia de la publicidad en el país. Estará abierta hasta el 31 de mayo de este año (no hay excusas de tiempo) y se puede visitar de lunes a viernes de 13 a 17,30 horas, en el salón Moores del Museo Mitre. La entrada cuesta 5 pesos, el valor del bono contribución que tienen todos los museos y fijado por la Secretaría de Cultura de la Nación.

Foto: Mercado Libre