El 2011 nos dejó con una actualización importante en los entes gubernamentales de la Ciudad. Una de mis favoritas fue la propuesta de creación de un Sistema Único de Atención Ciudadana, aunque también podemos destacar el mapa online del estado del tránsito en tiempo real. Sin embargo, también podemos contarles sobre la llegada de la tecnología QR a los museos porteños.

Para aquellos que no lo sepan, la tecnología QR es un "código de barras de respuesta rápida", básicamente, un sistema para almacenar información. Recién en los últimos años ha adquirido una gran popularidad, y hoy en día seguramente lo verán en campañas publicitarias en el subte y en la vía pública. Para que funcione el boom de los códigos QR, se necesitó también de la explosión de los smartphones, que cada vez son más en la Ciudad.

La Subsecretaría de Cultura de la Ciudad firmó un convenio con la empresa TGI Mobile para incorporar Museum a los museos de la Ciudad. Museum es una aplicación para smartphones que nos permite tener una "nueva experiencia" cuando visitamos los museos. Así, escaneando con nuestro teléfono un código QR podemos tener acceso a más información sobre una obra de arte, y además podrá compartirla, descargarla, y llevarla en el teléfono, de una forma totalmente gratuita.

Una de las curiosidades más grandes que tiene Museum es que nos permite incorporar a una red de instituciones, que es justamente lo que necesitaban los Museos de Buenos Aires. Al contrario del MOMA o el Louvre, que tienen sus propias aplicaciones para teléfonos móviles, los museos de la Ciudad necesitaban estar integrados, conectados los unos con los otros. Para esto sirve Museum, que solamente tiene que ser descargada una única vez, y sirve para todos los museos que ya se hayan sumado a este programa.

Aunque comúnmente y bajo la mirada del ojo popular los museos son el lugar de conservación por excelencia, también hay espacio para la innovación. Y de hecho, los Museos de Buenos Aires son bastante atrevidos en este sentido. En cuando a lo digital, ya incorporaron varias formas de interactuar con sus visitantes: les comentamos hace algunos meses sobre Art-Phone, pero también vale la pena destacar las visitas virtuales en 360 grados.

Foto: Digby Courier