Las Comunas de Buenos Aires son divisiones territoriales de los barrios, quince en total en la Ciudad, que son comandadas por una junta de siete miembros. Estas Comunas pasarán ahora a hacerse cargo del mantenimiento de las plazas porteñas, a partir de este mes de enero. Las Comunas ahora estarán encargadas de la planificación y gestión de algunos servicios públicos, para que realmente comiencen a funcionar y a mejorar su calidad.

Uno de los objetivos de esta iniciativa es tener un mayor control sobre los prestadores de servicios, y además, mejorar las plazas. Por ende, la primera tarea de las Comunas será controlar a los guardianes de las mismas para que cierren las rejas de noche y se reduzca el número de ataques de vandalismo en los espacios verdes porteños.

Las facultades que ahora serán de las Comunas están siendo transferidas por el Gobierno de la Ciudad, en sintonía con el plan original del sistema de Comunas, que busca descentralizar la gestión porteña. Este cese de resposabilidades será realmente notorio dentro de dos años, cuando empiecen a vencer los contratos con los prestadores de servicios públicos, y sean las comunas las encargadas de elegir qué servicio tener. Así, como los responsables serán los dictaminados por los propios vecinos, se tendrá mejor en cuenta la realidad del barrio y los servicios podrían mejorar.

El presupuesto de 2012 que tendrán las Comunas será de 171 millones de pesos, para realizar tareas como podas, bacheos, reparación de luminarias, arreglo de veredas y cuidado de las plazas porteñas (aunque no se incluyen los grandes parques de la Ciudad). El primer paso de este gran traspaso será la transferencia del control de los 600 guardianes que trabajan en más de cien plazas porteñas. Algunos de los problemas más habituales son el presentismo, o cerrar las rejas por la noche.

Para el primer trimestre de 2012, las Comunas también tendrán que armar sus propios planes de podas, y definir por qué territorios tendrán que pasar las cuadrillas encargadas de realizarlas. Además, se harán cargo del sistema de padrinazgo de los espacios verdes. En el segundo trimestre, las Comunas también tendrán a su cargo el mantenimiento de jardinería, florería, fiscalización de aperturas y cierres de calzadas y veredas (hechas por servicios públicos para reparaciones y otras tareas), y la planificación y control de los planes de bacheo. La idea es que para el año que viene, el 2013, ya puedan hacerse cargo de todo lo que esté relacionado con espacios verdes, arreglo de veredas y retirada de raíces de árboles. Y además, deberán armar su propio presupuesto.

La verdad es que ya era hora que las Comunas se pusieran en funcionamiento. Existen desde 2005, pero más allá de algunas tareas de documentación, y la creación de los Centros de Gestión y Participación, que realmente aceleraron los trámites públicos, las Comunas estaban algo congeladas. Además, será bueno para los espacios porteños que hoy en día se encuentran mal atendidos y son víctimas corrientes de vandalismo. ¿Qué opinan ustedes sobre esto?

Foto (CC): Cat Emery en Flickr