Atención, conductores. Dentro de poco tiempo vamos a comenzar a ver implementados más espacios de estacionamiento tarifado en la Ciudad. Aunque ahora esto está limitado exclusivamente al Centro porteño y alrededores, a partir de 2012 se van a instalar más tickeadoras en los barrios que tengan zonas comerciales y, por ende, una gran cantidad de autos. La idea detrás de este emprendimiento es “favorecer el ordenamiento del tránsito”, según afirma la subsecretaría de Transporte de Buenos Aires.

El proyecto de ley fue presentado por el legislador Palmeyro a fines de 2011, pero todavía no se definieron los detalles que más nos interesan, como por ejemplo, qué zonas se verán afectadas. Sin embargo, ya podemos ir barajando algunos candidatos: Palermo, Belgrano, Caballito y Flores son los nombres fuertes por la presencia de zonas comerciales que causan un tránsito abundante. No solamente los comercios tendrán tickeadoras, sino que uno de los targets también serán los centros comerciales a cielo abierto, y las zonas con mucha “vida nocturna”. En definitiva, lugares donde siempre tenemos problemas para estacionar.

La idea no está pensada para los visitantes de la zona, sino para los vecinos, que nunca consiguen espacio para dejar el auto a pesar de vivir allí. Por eso, se decidió empezar a cobrar el estacionamiento a los no residentes. De acuerdo con el Programa de Ordenamiento de Tránsito y Seguridad Vial, las tickeadoras estarán instaladas en avenidas y arterias principales, y funcionarán los días hábiles de 8 a 20 horas, y los sábados de 8 a 13 horas.

Otro posible cambio que puede estar por llegar con respecto a las tickeadoras tiene que ver con el precio. Actualmente, el valor de la hora es de $1,40, pero en la Legislatura están discutiendo un posible aumento que, por supuesto, se verá reflejado cuando se instalen nuevas máquinas en otros barrios. La resolución del precio quedará en manos de la Legislatura para resolverse este año, y es posible que se admitan nuevas formas de pago, como SMS e internet. Además, desde la Ciudad comprarán más grúas para llevarse los autos que estén mal estacionados o se encuentren entorpeciendo una calle.

Foto: Diario La Razón