¿Quién no ha tenido alguna vez problemas con el vecino? Un filtrado de agua, ruidos a altas horas de la madrugada, problemas de todos los días: cosas como estas abundan en Buenos Aires, y muchas veces alcanzan una intensidad tal que se terminan resolviendo en los tribunales. En la Ciudad hay muchos conflictos, sobre todo entre vecinos, pero por suerte existe un mecanismo ofrecido por las autoridades para evitar que se llegue a juicio: el servicio de mediación comunitaria del Ministerio de Justicia y Seguridad. De acuerdo con los datos de 2011, se resolvieron casi 10.000 casos de forma positiva y se evitó que se llegara a una instancia de juicio.

¿Cuáles fueron los conflictos más mencionados por los vecinos? De acuerdo con estos datos, la gran mayoría protestó sobre filtraciones y humedad, los consorcios, y los ruidos molestos. Estos tres problemas se llevaron el 68 por ciento de todas las mediaciones. El año pasado, el servicio llegó a un total de 9.890 mediaciones exitosas, a través de las cuales los vecinos en conflicto llegaron a un acuerdo. Desde el nacimiento del servicio, en 2007, se registran cada vez más casos exitosos, que se triplicaron desde que arrancaron las mediaciones.

La mediación comunitaria es un servicio gratuito, flexible y confidencial a través del cual dos vecinos con problemas de índole de convivencia pueden reunirse con un tercero neutral, que tomará el rol de mediador. Así, las personas en conflicto pueden lograr un acuerdo satisfactorio que no menoscabe los intereses de ninguna de las partes. En sus cuatro años de vida, cada vez más personas se fueron enterando de su existencia y aprovecharon para resolver sus problemas sin tener que llegar a juicio, una instancia que puede ser engorrosa y cara para muchas personas.

Otra de las intenciones detrás del servicio de mediación es que los tribunales porteños se descongestionen y puedan tratar temas más relevantes y que no pueden resolverse a través de una simple mediación. Al intentar eliminar demandas entre vecinos, que no logran entenderse, los tribunales pueden tener más celeridad a la hora de resolver otros conflictos que son considerados más importantes.

Foto: Tribunales en Skyscraper City