En noviembre, les contamos sobre la llegada de una escultura en homenaje a los actores cómicos Alberto Olmedo y Javier Portales. Lamentablemente, la escultura, de la autoría de Fernando Pugliese, no duró mucho en estado indemne, pues recibió una pintada durante una manifestación en contra del aumento del subte. En los últimos días de la semana pasada, Pugliese revisitó su obra para remediar el problema.

Durante una manifestación, algunas personas pintaron la inscripción "No al aumento del subte" en stencil. Pugliese, por su parte, se encargó de pintar la zona dañada en presencia de Diego Santilli, el ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad. Santilli volvió a disparar sus dardos contra el vandalismo, que parece ser una de las preocupaciones más grandes de la Ciudad. El mes pasado, había hecho declaraciones similares después del incendio del árbol de Navidad de Plaza de Mayo, luego de una manifestación.

La escultura se encuentra ubicada en la esquina de la avenida Corrientes y Uruguay, y desde su inauguración a mediados de noviembre, miles de personas aprovecharon para sacarse una foto con los ídolos de la comedia nacional. La obra los representa sentados en un sillón, inmortalizando los personajes que hicieron en el programa No Toca Botón, Borges y Álvarez. Las personas pueden sentarse en el medio de los dos para tomarse una fotografía, de una forma similar a lo que sucede con la escultura homenaje a Mafalda en San Telmo.

Dos meses después de su inauguración, la estatua recibió su primer acto de vandalismo (sorprende que haya durado tanto). Pero Pugliese la arregló en seguida y ya se puede disfrutar de nuevo. Para más referencias geográficas, pueden encontrar la escultura a pasos de la salida de la boca de subte de la línea B, estación Uruguay.