No funcionó. Aunque la semana pasada se presentaron ocho amparos contra el aumento del subte, la Justicia rechazó esta tarde los recursos que pedían volver al precio de $ 1,10 por viaje. De esta forma, hasta que el tema se trate en una nueva instancia, todos tendremos que pagar el nuevo valor de $ 2,50 que está vigente desde el 6 de enero.

La decisión fue del juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Fernando Juan Lima, quien explicó que por ahora no es necesario frenar el incremento. Para eso, aclaró que la demora en la resolución del tema no trae peligro ni está afectado el interés público, aunque dejó abierta la puerta para que se trate con más elementos en otra etapa procesal.

Las quejas de ONGs, asociaciones de consumidores, legisladores de la oposición y el Partido Obrero surgieron porque nunca quedó claro cómo se llegó a la nueva tarifa, al igual que criticaron el uso de una audiencia pública que ya tiene más de 10 años para justificar la aplicación del aumento sin necesidad de hacer una nueva consulta, como lo establece la Constitución porteña.

Apenas se conoció la noticia, Aníbal Ibarra anunció que apelará esta medida, mientras que los trabajadores del subte van a definir mañana los pasos a seguir, que hasta ahora consistieron en abrir los molinetes en las cabeceras de distintas líneas. Así que, hasta que se resuelva, no queda otra que pagar o probar con otras alternativas como la bicicleta o ver cómo reemplazarlo por viajes en colectivo...

Foto: Diario Veloz