Unos días antes de terminar el año, se cumplió un nuevo aniversario de la apertura de la Confitería Munich, ese edificio emblemático de la Costanera Sur que nos recuerda la época en la cual Buenos Aires contaba con un Balneario Municipal muy concurrido por los porteños. Y justamente, esos momentos son los que ya se pueden revivir con la exposición Volver a la Munich.

Este local gastronómico, donde hoy funciona la Dirección General de Museos, fue inaugurado en 1927, como parte de una iniciativa para regularizar los puestos de comida de la zona. Pero, además de ofrecer un menú compuesto principalmente por platos y cervezas alemanas, se integró al paseo cultural que se formó en sus alrededores, gracias a las presentaciones de Carlos Gardel.

Por eso, la muestra tiene dos ejes: en principio, podemos conocer su arquitectura, mobiliario y elementos más representativos, como mesas, vasos, menús y otros objetos. Al mismo tiempo, es posible ver fotos de la época dorada de la Munich, junto con material audiovisual y hasta información adicional que puede leerse desde los teléfonos inteligentes.

Pero también, cada domingo a las 18 hay una visita guiada con un toque muy especial: una ambientación musical en vivo que nos traslada automáticamente a los años '20, con temas de Juan de Dios Filiberto, Sebastián Piana, Cátulo Castillo y Homero Manzi, entre otros. Incluso, durante este paseo, se pueden visitar la terraza y el mirador.

La dirección es avenida de los Italianos 851 y está abierto de lunes a viernes de 9 a 19, con entrada gratuita, y los fines de semana y feriados de 11 a 20, abonando un peso. Ideal para los nostálgicos y quienes, simplemente, quieren conocer un poco más de la historia porteña.

Foto: Museos de Buenos Aires